mujerHoy

Adelgazar sabiendo

El blog de Marisol Guisasola

La cantante Rita Ora abraza cariñosamente a su perro

Por qué un perro anima lo mismo que un beso

“¡No hay más que mirar a un perro para saber si su dueño se cuida!”, dice César Millán, el famoso “encantador de perros” de la tele. “Un perro obeso está revelando que la familia con la que convive no se preocupa demasiado por llevar un estilo de vida saludable”, destaca.

Los perros tienen las mismas enfermedades que nosotros, desde la obesidad a la diabetes tipo 2, pasando por el cáncer, problemas cardíacos y hasta el propio estrés. La buena noticia es que cuando una persona habla con el veterinario y decide mejorar la salud de su perro -haciéndole seguir una dieta sana y sacándolo a hacer ejercicio cada día—, no sólo aumenta la esperanza de vida del animal, sino que acaba cambiando sus hábitos y mejorando su propia salud, física y mental.

Diferentes estudios ya habían visto que la compañía de un perro mejora el estado de ánimo y las interacciones sociales, reduce los niveles de estrés y ansiedad y disminuye el riesgo de depresión de sus dueños. ¿La prueba? Parámetros de estrés como los niveles de cortisol, ritmo cardíaco o tensión arterial mejoran cuando interactuamos con un perro. Incluso estudios en cárceles han comprobado cómo los niveles de agresividad de los reclusos disminuyen y los de empatía aumentan cuando se les permite convivir con perros.

Si ahora escribo este post es porque me ha llamado la atención una reciente revisión de 69 estudios que indica que “la interacción con los animales ayuda a liberar oxitocina, una sustancia cerebral que mejora el estado de ánimo”. Al leerla, me he acordado de un artículo que publiqué hace años en Mujer Hoy (8 de noviembre de 2010), en el que hablé de estudios que indicaban que un buen beso erótico dispara los niveles de oxitocina. Uno de ellos, de la Universidad de California, explicaba cómo la oxitocina “ayuda a reforzar los vínculos afectivos entre las parejas”.

¡Qué sabia es la naturaleza!, pienso ahora, al leer cómo la compañía de un perro también aumenta los niveles de esa hormona que refuerza los lazos afectivos. Al aumentar nuestros niveles de oxitocina, los perros se aseguran nuestro cariño, nos animan a cuidarlos más y, de paso, ellos y nosotros mejoramos nuestra salud, de la cabeza a los pies!!

Un tip adicional: Procura sacar a tu perro siempre a la misma hora y, aún mejor, por las mañanas. La luz azul de la mañana resetea los ritmos circadianos de personas y animales y el paseo matinal ayuda a liberar la energía acumulada durante la noche.

___________________________________________________

OTROS POST QUE TE INTERESAN:

|

Comentarios