mujerHoy

Adelgazar sabiendo

El blog de Marisol Guisasola

Una mujer tumbada en la cama

Mentiras que engordan

Solo te fijas en lo que NO puedes comer, dejas para el lunes que viene lo de empezar a comer sano, te culpas por ese bollo que te tomas por las tardes pero lo sigues tomando… ¿Consecuencia? Que tu autoestima se derrumba y tiras la toalla. Como me cuenta Rocío, de Málaga, “Cuando ves que te sobran diez kilos, piensas que ya da lo mismo que te sobren doce y te abandonas. Es el principio del desastre”. ¿Hay forma de salir de ese círculo vicioso? La respuesta es SÍ, con estos pasos de éxito comprobados:

  • 1. Piensa que tú eres tu máxima prioridad. ¿Cuántas veces has dicho que no tienes tiempo para cuidarte? Sé que cuesta salir de las rutinas, pero si te concedes al menos un deseo (por ejemplo, ir a esas clases de pintura o de zumba que tanto te apetecen) empezarás a mirarte con más cariño. ¡Es el primer paso para el cambio!
  • 2. Haz una auditoria de tus sentimientos. Escribe qué ideas negativas están saboteando tu peso y tu forma. ¿Cómo convertir esas ideas negativas en positivas? Puedes hacerlo diciendo stop (en voz alta) a tus pensamientos si, por ejemplo, te dicen que sigas tumbada en el sofá viendo la tele en vez de salir a caminar.
  • 3. Sé sincera contigo misma. “Yo decía a todo el mundo (y me decía a mí misma) que me importaba un bledo estar gorda, pero eso me creaba una contradicción que me hacía sentir muy mal”, confiesa Rocío, mi follower de Málaga. “Ahora sé que las mentiras que te cuentas tienen muchísimo poder sobre ti. ¡Desde que yo decido mi vida sin engañarme, he perdido ocho kilos!”.
  • 4. Celebra tus éxitos. Te lo mereces si, por ejemplo, esperas los 20 minutos que tu cerebro necesita para procesar la señal de saciedad… y evitas repetir. Recuerda que cada triunfo es un chute a tu autoestima y energía para seguir adelante.
  • 5. Ponte objetivos razonables. Es imposible resistir muchos días con dietas de hambre y, en cambio, puedes perder hasta 1 kilogramo por semana sin pasar privaciones. Solo tienes que moverte más y cambiar el máximo de alimentos densos en calorías y pobres en nutrientes (como los altamente procesados) por el máximo de alimentos ricos en nutrientes y pobres en calorías (verduras, frutas, pescados, legumbres, carnes magras, huevos…). ¿Un truco para el éxito? Cocinar y presentar los alimentos con gusto.
  • 6. Concédete citas a ti misma. Al menos una vez por semana, sé egoísta y regálate una cita contigo misma. Puede ser una sesión de masaje o de pedicura, una visita a un buen peluquero, una salida a un concierto con una amiga…
  • 7. Saborea lo que comes. Busca en Internet recetas “ricas-ricas” con los alimentos sanos que más te gustan. Recuerda que no hay nada prohibido. Si, por ejemplo, te encanta el helado, tómalo de vez en cuando, saboreando y disfrutando a tope.

_______________________________________________________________________

OTROS POST QUE TE INTERESAN: 

 

|

Comentarios