mujerHoy

Adelgazar sabiendo

El blog de Marisol Guisasola

Una mujer en la cama con un resfriado

Siete síntomas que revelan que necesitas más proteína

Te falta energía, tu clavícula sobresale, se te hinchan los pies, te cuesta perder peso… ¿Y si tienes déficit de proteína?

  • 1. Te falta energía. Cada día vemos a más gente comiendo en el trabajo e incluso en el coche o la calle…para ahorrar tiempo. Pero comer sin cubiertos supone hacerlo a base de bocatas, pizzas, barritas dulces… rebosantes de hidratos de carbono refinados y sin apenas proteína: lo menos recomendable para mantenerte saciada y con energía. Además de con carnes, pescados, huevos o lácteos, puedes conseguir una proteína completa (con los 9 aminoácidos esenciales) a través de vegetales, combinando por ejemplo legumbres con arroz y verduras o bien introduciendo la quinoa en tu dieta.
  • 2. Tienes una clavícula prominente. Si tu organismo no consigue suficientes aminoácidos a través de los alimentos, tendrá que recurrir a los músculos (básicamente proteínas con agua) para obtenerlas. Una zona que da la voz de alarma es la clavícula. Si la notas cada vez más prominente, no dejes de revisar tu alimentación.
  • 3. Te cuesta perder peso. Voluntarios de un estudio (publicado en Nutrition Metabolism) que aumentaron en un 30 por ciento la cantidad de proteína de su dieta, ¡acabaron tomando 450 calorías menos al día y perdiendo una media de 10 kilos en tres meses! Una explicación: la proteína es más difícil de digerir y metabolizar, por lo llena durante más tiempo.
  • 4. Se te cae el pelo. El cabello necesita proteína. Si tu dieta es pobre en ella, tu pelo entrará en una fase de descanso y notarás que se te cae más de lo normal. De 2 a 3 raciones diarias de alimentos ricos en proteína ayudan a evitarlo.
  • 5. Te resfrías con frecuencia. La carencia de proteína provoca una pérdida de linfocitos T, células de tu sistema inmunitario que combaten gérmenes responsables de infecciones.
  • 6. Se te hinchan los pies. La proteína ayuda a mantener sales y agua dentro de las arterias. En ausencia de suficiente proteína, los fluidos se filtran a tejidos vecinos. ¡Esos pies y tobillos hinchados pueden un signo de carencia!
  • 7. Tienes la piel escamosa. La falta de proteína hace que tu epidermis sea más vulnerable a irritantes y alérgenos. Esa piel irritable y escamosa, sobre todo en las nalgas y detrás de los muslos, puede ser un síntoma de déficit de proteína.

__________________________________________________________________________________

OTROS POST QUE TE INTERESAN:

 

|

Comentarios