mujerHoy

Adelgazar sabiendo

El blog de Marisol Guisasola

Pastillas de colores

¡No cometas estos errores con las vitaminas!

Si tomas un suplemento vitamínico porque una amiga te ha dicho que le va genial, cometes un error, porque tu cuerpo es tuyo y solo tuyo y lo que le va bien a tu amiga puede no ser lo mejor para ti. Es lo que ahora sabe Elena, que tomó potasio porque una vecina le dijo que era lo mejor para los calambres nocturnos, hasta que su médico le explicó que su problema obedecía a carencia de magnesio.
O lo que comprobó Laura, que tomaba suplementos de hierro para compensar el que perdía con las reglas abundantes que tenía, sin saber que los intervalos de tiempo que dejaba entre las dosis eran demasiado cortos, lo cual impedía que su organismo absorbiera debidamente el hierro.

Otra idea errónea es que si vives en regiones con mucho sol no necesitas tomar suplementos de vitamina D. Aunque vivir en La Coruña, Oviedo o Bilbao aumenta las probabilidades de sufrir déficit de la “vitamina del sol” (llamada así porque el organismo la produce de forma natural cuando exponemos la piel a los rayos solares), los habitantes de Málaga o de Alicante no están libres del problema. ¿La prueba? Un alto porcentaje de habitantes de Florida, estado norteamericano con muchas horas de sol, tienen carencia de vitamina D… Un déficit que aumenta el riesgo de hipertensión, enfermedad cardiovascular, tuberculosis, diabetes tipo 2, enfermedades autoinmunes e incluso obesidad.

El calcio es otro nutriente polémico. Aunque el dúo calcio/vitamina D es vital para unos huesos fuertes, tomar suplementos de calcio puede ser perjudicial. Un estudio de la influyente AHA (American Heart Association) indica de hecho que las personas que los toman tienen un 22 por ciento más de riesgo de desarrollar arteriosclerosis (endurecimiento y estrechamiento de las arterias). En cambio, los alimentos ricos en calcio –yogur, queso o verduras de hoja verde- tienen efecto cardioprotector.

Otro dato superimportante: medicamentos y suplementos -vitaminas, minerales, plantas y nutracéuticos en general- pueden tener interacciones peligrosas. ¡Por eso tu médico debe saber los que tomas, antes de prescribirte un tratamiento! Otra opción interesante es el Test Nutrigenético desarrollado por la Universidad de Navarra, disponible en muchas farmacias españolas. Dicho test permite conocer tus necesidades nutricionales individuales y, de ese modo, proponerte planes de dieta personalizados.

OTROS POST QUE TE INTERESAN:

|

Comentarios