mujerHoy

Adelgazar sabiendo

El blog de Marisol Guisasola

Papillote de atún

Trucos de cocina que ayudan a adelgazar

Tu riesgo de engordar tiene mucho que ver con tu forma de cocinar. De hecho, puedes comer casi de todo si sabes ahorrar calorías sin perder sabor. Estos tips pueden ayudarte.

1. No te pases con el aceite. Ya sabemos que el AOVE es supersano, pero eso no significa que haya que beberlo a chorros. En la mayoría de guisos, basta con una cucharadita por ración (unas 40 calorías, frente a las 120 de una cucharada).

2. Prepara asados sanos. Elige trozos magros y quítales toda la grasa que veas. Puedes probar con esta receta tan sana como rica: Precalienta el horno a 180º. Salpimenta la carne, úntala con mostaza (una opción que a mí me encanta) y añádele las especias y hierbas que prefieras. Ponla en una fuente o placa con medio vasito de agua, tápala con papel sulfurizado y métela al horno. A media cocción, quita el papel y añade las verduras que prefieras (zanahorias, cebollas, calabacín, patatitas …). Riega todo con el jugo de cocción y un chorro de vino y deja que termine de hacerse. Puedes incorporar unas uvas al final. ¡Quedan genial en Nochevieja!

3. ¡Ojo con las guarniciones! Pueden tener más calorías que el alimento principal. Pimientos o tomates asados, ensaladas verdes, compotas de manzana, verduras a la plancha o al vapor… son alternativas a las patatas fritas y otras guarniciones hipercalóricas.

4. Al saltear. En vez de sartén, emplea un wok engrasado con AOVE en spray. ¡Tiras de verduras, pescados, pechuga de pollo con especias y hierbas quedan muy ricas al wok… y no engordan!

5. No te olvides del microondas. Cualquier cosa frita tiene casi el doble de calorías que a la plancha o al horno. Aunque lo usamos sobre todo para calentar la leche del desayuno, el microondas puede ahorrar muchas calorías de platos que solemos freír. ¡Yo he tomado riquísimas tortillas de patata -con calabacín y ajo picado y 1 sola cucharada de aceite para 4 personas- en la casa rural de mi amiga Mariví Salvador en Almeida (Zamora)!

6. Hazte fan del papillote. Esta palabra francesa define un alimento cocinado al horno en algún envoltorio. Puede ser papel sulfurizado, de aluminio e incluso hojas de verdura. La ventaja es que se hace en minutos y que, como se cuece en su propio jugo, no necesita apenas grasa. ¡Una solución ideal para cenas con amigos, donde puedes presentar pescados, mariscos, carnes, verduras… en un “paquetito” cerrado que, al abrir, libera todos los aromas.

La receta: Una idea de papillote de salmón para 4.

  • – Precalienta el horno a 180 º.
  • – Dobla 4 hojas de papel sulfurizado y mete en cada doblez 1 filete de salmón (o lenguado), salpimentado.
  • – Añade rodajas de cebolleta y de tomate, ajo picado y albahaca y un hilo de AOVE.
  • – Cierra bien el paquete para que no se salga el jugo. ¡Se hará en 10 o 15 m!
  • – Sirve un paquetito en cada plato, avisando que tengan cuidado con el vapor que saldrá, para no quemarse.
  • – Acompaña con una ensalada verde.

OTROS POST QUE TE INTERESAN: 

 

|

Comentarios