mujerHoy

Adelgazar sabiendo

El blog de Marisol Guisasola

Cocinar calabaza, una forma saludable de cuidarse

Calabaza, lo mejor que puedes comer en enero

Con su cremosidad innata y su silueta redonda, nadie diría que puede ser tu mejor aliada en el primer mes del año. Y sin embargo, un tazón de calabaza cocida tiene solo 50 calorías, fibra saciante, más potasio que un plátano, el 246% de la cantidad diaria recomendada de vitamina A, 5.000 mcg de betacaroteno (que tu cuerpo convierte en mucha más vitamina A), vitaminas K, C, E y B, cobre, magnesio, hierro, folato, calcio… Añádela a cualquier guiso, y te ahorrarás calorías, te sentirás saciada y ganarás en salud y sabor.

Y si la calabaza da color y cremosidad a salsas y purés, queda de fábula en hummus, potajes, risottos, estofados y hasta postres. ¡Sí, postres! Recuerdo una deliciosa crema dulce de calabaza con canela que tomé en Quebec un día de invierno… ¡¡que me calentó hasta la médula!! Por si te animas, ahí van un par de recetas sencillas:

  • Crema de calabaza: Pongo en la olla rápida 2 ó 3 patatas, 1 trozo de calabaza de unos 400 gr, 2 puerros, 2 zanahorias y un diente de ajo (todo pelado, limpio y picado) con 1 l de agua, 2 cucharadas de AOVE y sal marina. Se hace en 10 m. Luego lo trituro todo y lo sirvo caliente en boles, con un hilo de AOVE en espiral, por encima.
  • Hummus de calabaza y alubias: Trituro 400 gr de calabaza cocida, bien escurrida y fría, junto con 5 cucharadas de alubias blancas cocidas (pueden ser de bote), 1 diente de ajo picado, 1 tacita de caldo o de agua fríos, 3 cucharadas de semillas de sésamo, un chorro de AOVE y el zumo de 1 limón. Lo sirvo en un bol de cristal, con 1 cucharada de AOVE y pimentón de la Vera picante por encima. Lo acompaño de bastoncitos de zanahoria y apio y crackers integrales para untar.
  • Las flores y semillas (pipas) también son comestibles. Cargadas de omega-3, magnesio, zinc y triptófano, las pipas tienen efecto antiinflamatorio y ansiolítico y hasta ayudan a dormir mejor. En cuanto a las flores, los italianos las toman rellenas de queso y rebozadas. (No te las recomiendo si estás a dieta.)

Estos otros 4 beneficios comprobados te animarán aún más a poner calabaza en tu plato en enero:

  1. Protege tus ojos. Sus potentes antioxidantes y vitaminas ayudan a mejorar la visión y previenen daños degenerativos.
  2. Cuida tus arterias. Su combinación de fibra, vitamina C y potasio mejora la tensión arterial y previene ictus e infartos.
  3. Rejuvenece tu piel. Su betacaroteno y vitaminas C y E protegen tu piel frente a las arrugas y le dan un aspecto sano.
  4. Previene la obesidad. Con muy pocas calorías y mucha fibra saciante, te ayudará a mantenerte fiel a tu dieta.

OTROS POST QUE TE INTERESAN: 

 

|

Comentarios