mujerHoy

Adelgazar sabiendo

El blog de Marisol Guisasola

Flamencos volando

El secreto de juventud de los flamencos

A no ser que seas una friki en nutrición, es poco probable que sepas que el pigmento que da su color rojizo al salmón, la langosta o los flamencos es uno de los antioxidantes más potentes que existen. Ese carotenoide -de “carot”, zanahoria en inglés-, se llama astaxantina y lo producen microalgas que sirven de alimento a esos animales. Estos la acumulan en su piel y su tejido graso, y ya no pierden su color, aunque los cocines. De hecho, la carne de los salmones de piscicultura no sería rojiza si no incluyeran en su dieta alguna fuente de astaxantina.

“La reina de los carotenoides” la llaman, porque conserva su capacidad antioxidante durante mucho más tiempo que el betacaroteno, la luteína, la zeaxantina e incluso las vitaminas E, C y D o el selenio. Estos son algunos de los secretos de salud de la astaxantina, corroborados en estudios científicos:

  • – Reduce la inflamación y el dolor. Funciona como los fármacos antiinflamatorios que se recetan para la artrosis, la tendinitis, el túnel carpiano, dolores menstruales … pero sin producir adicción ni problemas gástricos. Incluso reduce los niveles de sustancias inflamatorias que suelen estar elevados en pacientes con enfermedades crónicas. En uno de los estudios, la astaxantina disminuía los niveles de proteína C-reactiva -marcador de inflamación, implicado en la diabetes, cánceres, infartos…- en un 20 por ciento en apenas 8 semanas!
  • – Protege todas tus células frente a la oxidación. Se cuela en todas las células del organismo y neutraliza la acción de los radicales libres. En un estudio, demostró un efecto antioxidante 6.000 veces mayor que la vitamina C; 800 veces mayor que la Coenzima Q 10, y 550 veces más alto que las catequinas del té verde…. Estudios sobre el cerebro han visto que protege las neuronas y previene el deterioro mental y motor asociado al paso de los años.
  • – Cuida tus ojos. Por su capacidad única de atravesar las barreras celulares, incluidas las de la retina, ayuda a prevenir las cataratas, la retinopatía diabética, la degeneración macular y hasta la presbicia o vista cansada.
  • – Rejuvenece la piel. Estudios sobre el envejecimiento cutáneo han visto que la astaxantina mejora la hidratación y la elasticidad de la piel y reduce las arrugas finas. “Filtro solar interno” la llaman por su acción protectora frente a la radiación solar. Lo mejor de ese filtro: que en vez de apagar la piel, le da un tono sonrosado.

Dónde la consigues:
Unos 170 gr de salmón salvaje contienen unos 3.6 mg de astaxantina. Como se indican dosis mayores para obtener los beneficios señalados, puede interesarte tomar un suplemento. Eso sí, asegúrate de que el de la marca que compras ofrece todas las garantías de pureza y eficacia. La encontrarás en farmacias, parafarmacias y herbolarios de confianza.

________________________________________________________________________

OTROS POST QUE TE INTERESAN:

 

 

|

Comentarios