mujerHoy

Adelgazar sabiendo

El blog de Marisol Guisasola

Una mujer masticando chicle

El chicle y otras cosas que no imaginas que adelgazan

No se mencionan en las dietas, pero tienen su peso…

  • Mascar chicle. Pues sí, mascar chicle sin azúcar una hora por las mañanas calma el hambre y te hace comer menos al mediodía; unas 70 calorías menos, según un estudio. Parece poco, pero pueden ser 2.100 calorías menos al mes. Si el chicle es de pippermint, el efecto es mayor.
    Leer las etiquetas. Antes de lanzarte sobre esas galletas o ese snack de bolsa, ponte en modo “mindfulness” y mira cuántas calorías tiene por ración y cuánto es una ración. Comer de forma consciente te ayuda a comer sano y a controlar el peso.
  • Hacer pausas de agua. ¿Te pasas la vida haciendo dieta pero no adelgazas? La explicación puede estar más en el vaso que en el plato. Bebidas con azúcares añadidos y alcohol suman montones de calorías. Para bajar el total, haz pausas de agua (puede ser con gas) y trátala como un refresco: añádele cubitos de hielo, rodajas de limón y el zumo de medio limón. El agua no suma calorías, hidrata y calma el apetito.
  • Pagar al contado. Según un estudio, metemos más dulces en el carrito del súper si sabemos que vamos a pagar con tarjeta de crédito. El “dolor” de pagar al contado nos hace más conscientes y acabamos comprando mejor y más sano.
  • Incluir picante. La capsaicina –sustancia que hace picante a la cayena, las guindillas o los jalapeños-, aumenta los niveles de adrenalina, estimula el metabolismo y calma el apetito. Prueba a añadir picante a la pasta, los arroces, las legumbres, las carnes, los pescados… como en esta receta, que se hace en 15 minutos, anda por las 300 calorías y te hará quedar genial en una cena con amigos:
  • Pasta picante con almejas (para 3 personas)
    Paso 1: Hierve 250 gr de tallarines integrales como dice el paquete.
    Paso 2: Mientras tanto, en una sartén con 3 cucharadas de AOVE y 2 cayenas picadas, saltea 3 dientes de ajo en láminas. Añade 300 gr de almejas o chirlas bien lavadas y tapa. Cuando se abran, incorpora 3 cucharadas de salsa de tomate y la pasta, ya escurrida.
    Paso 3: Salpimenta y mezcla con parmesano rallado. Perfuma con albahaca fresca picada y sirve junto con raciones de ensalada de rúcula y canónigos.

Otros post que te interesan:

10 alimentos que llenan sin engordar.

Me muero de hambre… ¿qué como que no engorde?

Si quieres adelgazar, pésate a diario.

Baja una o dos tallas, pero no pierdas músculo.

|

Comentarios