mujerHoy

Adelgazar sabiendo

El blog de Marisol Guisasola

Broccoli florets with skimmer 
A cuadros Bloqueado para libro de cocina Brecol Broccoli Brocoli Brécol Brócoli Cazo para espuma Clase de col Cogollo de brecol Cogollo de brocoli Cogollo de brécol Cogollo de brócoli Cogollos de brecol Cogollos de brocoli Cogollos de brécol Cogollos de brócoli Col Con cuadros Cubiertos Cuchara para espuma Cucharon Cucharra Cucharón Fresca Fresco Hortalizas Ingrediente Ingredientes Nadie No para libro de cocina No va en libro de cocina Recien Recién Repollo Tipo de col Variedad de col Verdura de col Verduras Verduras de col

Si tienes el intestino inflamado, come brócoli … aunque no te guste

No hay mes en que algún estudio no descubra una nueva propiedad de las coles, familia de verduras que incluye el brócoli, el repollo, la coliflor, las coles de Bruselas, la lombarda e incluso la rúcula. En el último que he leído, de la Universidad de Pensilvania, ratones de laboratorio alimentados con brócoli a diario desarrollaron menos síntomas del llamado “síndrome de intestino permeable” o de colitis (hinchazón y dolor abdominal, gases, retortijones, sensibilidades alimentarias …) que los que no tomaron nada de brócoli.
¿Y qué tienen las coles que sientan tan bien al intestino? Según los investigadores, el secreto está en unos compuestos de azufre llamados glucosinolatos de indoles, justo los responsables del olor que desprenden las coles cuando las cueces y que echa para atrás a mucha gente a la hora de incorporarlas a su dieta.
Puede que ahora se animen. Porque, por mucho que huelan, esas sustancias no sólo mantienen el equilibrio entre la microbiota intestinal y la vigilancia inmunitaria (la respuesta del sistema de defensas del organismo), sino que evitan que el recubrimiento interior del intestino se deteriore y deje pasar toxinas y bacterias perniciosas, causantes de problemas inflamatorios.
¿Y cuánto brócoli tendría que comer para obtener los mismos beneficios que los ratones del estudio?, te estarás preguntando. Los expertos han calculado que el equivalente para las personas sería de unas 3,5 tazas de brócoli diarias (¡unos 750 gr de brócoli diarios!).
“Sí ya sabemos que es mucho brócoli, pero no es una cantidad inalcanzable”, comentan los investigadores. “Además, podemos alternar entre diferentes tipos de coles. Por ejemplo, sabemos que las coles de Bruselas tienen el triple de sustancias beneficiosas que el brócoli. Eso significa que con 2 tazas diarias sería suficiente”.
Tanto al vapor como cocidas, las coles son una soberbia fuente de fibra y tienen menos de 50 calorías por 100 gr, por lo que llenan mucho con poquísimas calorías. Por si te animas a cocerlas, te cuento lo que yo hago para que no huelan tan mal: una vez en el agua de cocción con su sal, añado un chorro de leche entera y un cuarto de cebolla. ¡Te aseguro que huelen la mitad! Ya cocidas y escurridas, puedes servirlas con un refrito de ajos, salsa de tomate, aceite y vinagre tal cual, o la salsa que más te apetezca.


Te interesa:

 

|

Comentarios