mujerHoy

Adelgazar sabiendo

El blog de Marisol Guisasola

navidad

Aunque ahora estés bien de peso, prepárate para las Navidades

Justo en las semanas anteriores a las fiestas de Navidad es cuando la gente está más delgada en el mundo. En cambio, las Navidades son la época del año en que la población engorda más. Lo ha comprobado un estudio de la Universidad de Cornell (EE.UU) publicado en la revista científica New England Journal of Medicine.

Para su investigación, los expertos de dicha universidad siguieron las curvas de peso de 10.000 propietarios de básculas electrónicas (inalámbricas) y se fijaron concretamente en 2.924 personas de los EE.UU, Alemania y Japón.
“Desde Berlín a Tokio pasando por los EE.UU, la mayoría de la gente gana peso durante las fiestas navideñas y, de hecho, es la época del año en la que más aumento de peso hemos registrado”, explican los investigadores. Por suerte, el estudio reveló también que la tendencia empieza a remitir pasadas las fiestas, cuando la gente ve que la ropa que le quedaba genial en noviembre y principios de diciembre ya no le vale o le queda estrechísima.

“Da igual que vivas en Japón, Norteamérica o Alemania, el peso de la población sigue aumentando hasta el día 3 de enero”, señalan los expertos, que encontraron una pista fantástica para adelgazar: las personas que se pesaron al menos 4 veces por semana habían perdido la mitad del peso ganado ya a finales de enero. “Eso significa que si no haces como el avestruz y miras de frente a tu realidad, tienes más probabilidades de perder antes los kilos ganados durante las Navidades”, explican los investigadores.

El estudio da otro dato que, no por obvio, es menos relevante. “Cuanto más peso gana la gente durante las fiestas, más tiempo tarda en perder esos kilos después”.
Su consejo aquí y ahora es muy claro: “En vez de lamentarte por los kilos ganados el año pasado durante las Navidades, toma medidas para mantener tu peso a lo largo de estas fiestas”.
Pesarte a menudo -para no perder de vista la relación entre comida y peso- y basar los menús en alimentos frescos, ricos en fibra y nutrientes, te ayudarán a conseguirlo, sin perder por ello ni un gramo de placer.

Este puede ser un ejemplo de menú festivo, libre de riesgos:
Consomé de ave al Jerez
Ensalada de rúcula con nueces picadas, langostinos cocidos y pelados y dados de queso fresco, aliñada con vinagreta de AOVE, yema de huevo cocida y hierbas aromáticas.
Solomillitos de cerdo con chalotas y ciruelas pasas, al brandy.
Fuente grande (para el centro de la mesa) de frutas peladas, pasas y frutos secos, alternando con trocitos de turrón.


Además…

Si tú cocinas, tú controlas
3 magníficos de la cocina española
3 nutrientes que mejoran tu energía física y mental
¿De verdad es sana la carne de cerdo?
¡El agua con bicarbonato sí elimina pesticidas!

|

Comentarios