mujerHoy

Adelgazar sabiendo

El blog de Marisol Guisasola

adelgazar-sabiendo

Escaramujo para no engordar en Navidades

Si has ido al campo en octubre, habrás visto escaramujos por todas partes. Son esas bolitas rojas que, de niñas, llamábamos “tapaculos” y a las que no concedemos ningún valor. Hacemos mal, porque son el fruto más rico en vitamina C después de la acerola y tiene tantos o más beneficios que otras plantas de nombres exóticos y que nos cuestan carísimas. De hecho, si recogiéramos escaramujos del campo (bien lavados y secos, se conservan divinamente un año, lejos de la humedad), podríamos preparar con ellos deliciosas infusiones con sabor a fruta que, además de cuidar nuestro estómago y protegernos frente a los resfriados, nos ayudarían a mantener el tipo en Navidades.

Investigadores japoneses lo vieron hace un par de años en un estudio con 32 personas con sobrepeso. Todos los días, durante las 12 semanas que duró el estudio, los voluntarios tomaron un comprimido masticable que contenía bien 100 mg de extracto de escaramujo o bien un placebo (una sustancia inerte que se emplea como control). No tenían que cambiar su alimentación ni reducir calorías. Al final de las 12 semanas, los que tomaron el comprimido con extracto de escaramujo habían reducido de forma notable su IMC y su peso y perdido grasa abdominal y visceral. Ese efecto no se observó en el grupo que tomó el placebo.

¿Qué tiene el escaramujo que ayuda a adelgazar? Según los expertos japoneses, el secreto está en el tiliroside, una sustancia que acelera el metabolismo e impide la acumulación de grasa en los tejidos. Súmale a eso su efecto antiinflamatorio, antioxidante y antibacteriano y añádele su capacidad para neutralizar los radicales libres y frenar el envejecimiento, y seguro que ya estás pensando en salir al campo a recoger escaramujo.

Además de bolsitas para infusión, se venden mermeladas y jaleas de escaramujo ecológicas. Otra opción es la pulpa de escaramujo, que se comercializa con el nombre de Gratacool y que se puede añadir a yogures, helados, miel y otros alimentos. La produce la empresa fundada por Emma Roca en la Cerdanya leridana. Tras dos décadas corriendo triatlones, maratones, iron man y raids de aventura, esta bombera y bioquímica catalana se entusiasmó al enterarse de las propiedades del escaramujo, aunque no sabía que este fruto silvestre se comía. “Al verlo tan rojo, pensé que podía ser venenoso”, confiesa. “¡Un gran error! Fíjate que Nostradamus daba `píldoras rosas´ preparadas con escaramujo a sus pacientes para protegerles frente a la peste”, explica.

Si te animas a recoger escaramujos en el campo, puedes prepararte una infusión de este modo: Pon a hervir un tazón de agua con 4 escaramujos picados. Cuando hierva, aparta del fuego, tapa y deja reposar 10 minutos. Cuela la infusión y tómala con stevia, miel o tal cual.

Link al estudio japonés aquí


Además…

Come setas y vivirás más años
¡Los callos son trendy!
¿Puedo convertir la grasa en músculo?
Aunque ahora estés bien de peso, prepárate para las Navidades

 

|

Comentarios