mujerHoy

Adelgazar sabiendo

El blog de Marisol Guisasola

kale-coles

Por qué es mejor cocinar el kale que tomar zumos verdes con kale crudo

Si hay una familia de verduras con propiedades antiinflamatorias es la de las crucíferas o coles, que, entre otros beneficios, han demostrado que ayudan a prevenir el cáncer y a proteger las arterias. Por suerte, hay dónde elegir, porque esta familia numerosa incluye la berza, el repollo, el brócoli, la coliflor, la lombarda, las coles de Bruselas, los grelos, los nabos, los berros e incluso el bok choi (que más parece una acelga), la komatsuna mizuna (también llamada espinaca japonesa) y otras coles de nombres exóticos que nos están llegando de Asia.

Por todas esas propiedades, ¡y con solo 40 calorías por ración!,  las crucíferas se han puesto de moda, sobre todo entre las foodies, que ya estaban entregadas al brócoli y al kale. Lo que se dice menos de estas verduras es que si las tomas crudas y a diario, puedes acabar desarrollando  hipotiroidismo. Es lo que le pasó a Alicia, una amiga que desayunaba diariamente un zumo verde con kale y que empezó a notar cansancio, confusión mental, aumento de peso, piel seca, sensación de frío y hasta caída de pelo.

El endocrinólogo al que consultó le diagnósticó hipotiroidismo subclínico, una fase o previa al hipotiroidismo declarado. Cuando éste le preguntó por la dieta que seguía  y Alicia le contó los zumos con coles crudas tomaba a diario, el especialista le dijo que las verduras de la familia de la col contienen “bociógenos”, sustancias que impiden la absorción de yodo,  mineral necesario para que la glándula tiroidea funcione como es debido. Por suerte, esas sustancias desaparecen por completo con la cocción”, añadió el médico.

“Fíjate que yo creía que los alimentos crudos son siempre más sanos que los cocinados, pero con las coles pasa lo contrario”, me comenta Alicia, que me ha dicho que no tiene que tomar levotiroxina (forma sintética de hormona tiroidea), pero sí vigilar de cerca su dieta e ir a revisiones cada varios meses, para que el médico valore su función tiroidea y compruebe que no ha empeorado.   

“Si estás sana, puedes tomar tranquilamente tres raciones de coles a la semana”,  explica a su vez Teresa Fung, profesora de nutrición en la Escuela de Salud Pública de Harvard. “ En cambio, si te bebes un vaso grande de zumo verde con kale cruda al día, estarás entrando en un territorio peligroso. Como en todo, es la dosis lo que convierte en veneno a una sustancia, por buena que sea”, declara.


Además…

Por qué deberías comer más boniatos
Esta planta detox protege tu hígado
¡El mejor desayuno: yogur con fruta fresca!

|

Comentarios