mujerHoy

Adelgazar sabiendo

El blog de Marisol Guisasola

frutos-secos-salud

Tu intestino quiere frutos secos

Que las nueces, las almendras, las avellanas y otros frutos secos son buenísimos para el corazón y la salud general no es noticia nueva.  Seguro que sabes que ayudan a reducir el riesgo cardiovascular, que mantienen la salud intestinal y que  incluso ayudan a prevenir la obesidad. También sabrás que gran parte de ese efecto se debe a la fibra vegetal que contienen. Lo que quizá se sabe menos es que la fibra  vegetal (también presente en frutas, verduras, legumbres y granos integrales)  actúa como prebiótico. Eso significa que sirve de alimento a los microbios intestinales “buenos”, a los que ayuda a hacer bien su trabajo,  por ejemplo digiriendo los alimentos complejos o aumentando la sensación de saciedad.

frutos-secos

Para el estudio del que te hablo ahora, expertos de la Universidad de Illinois (EE.UU) quisieron investigar cómo interactúan los frutos secos con el resto de alimentos que consumes y con los cientos de millones de microbios que habitan en el intestino (microbioma intestinal).

“Se podría decir que hemos entrado  en la caja negra de los microbios intestinales”, explica la profesora Hannah Holscher, que ha dirigido el trabajo.

Los expertos observaron el efecto de dos dietas en dos grupos de personas: una sin nueces y otra con 42 gr de nueces al día (más o menos un puñado de nueces peladas) durante 2 ó 3  semanas. Al principio y al final de esos periodos, tomaron muestras de sangre y de heces de los voluntarios y compararon el efecto de ambas dietas. ¿Conclusión? El grupo que comió las nueces tenía niveles más altos de cepas de bacterias “buenas” de las que se sabe que ayudan a reducir la inflamación, aumentan la sensibilidad a la insulina y mejoran los niveles de butirato, un ácido graso beneficioso.

Además, las nueces disminuían los niveles de ácidos biliares secundarios, que dañan el intestino y favorecen el desarrollo de cáncer colorrectal (de hecho, las personas con cáncer colorrectal suelen tener niveles elevados de estos ácidos biliares secundarios).

Un plus adicional fue comprobar  que las nueces tienen menos calorías de las que se les atribuye. “En realidad, absorbemos solo el 80 por ciento de su energía”, explican los investigadores.  “Los microbios intestinales se quedan con el 20 por ciento extra de calorías de estos alimentos”, terminan diciendo.

Haz clic aquí si quieres ver el estudio.

 


Además…

¿Por qué engordamos con los años?
6 maneras de cuidar tu intestino
¿Colon irritable? Estos alimentos te van a ayudar

 

 

|

Comentarios