mujerHoy

Adelgazar sabiendo

El blog de Marisol Guisasola

Adelgazar sabiendo: diente de León

Diente de león para adelgazar y depurar

¿Una infusión de diente de león? Me sorprendí cuando mi amiga Anna la pidió en un café de Berna, hace algunos años. Pensé que sería típica de Suiza, pero ella me explicó que la tomaba para la retención de líquidos. “Va genial para eso y, además, es buenísima para el hígado y ayuda a adelgazar”.

“Si coges esas flores amarillas, te harás pipí en la cama esta noche”, nos decían de niñas, y el aviso tenía fundamento. Por algo los franceses llaman pissenlit (pipí en la cama) a esta “mala hierba” que luego florece en esos abuelitos que se deshacen con un soplo. Ahora que la ciencia ha confirmado su efecto depurativo, antiinflamatorio y saciante (sobre todo, si las tomas antes de las comidas), las infusiones de diente de león se están colando en las dietas “detox” de famosas como Cameron Díaz o Beyoncé, y, cada vez más, en terapias antienvejecimiento.

Con muy pocas calorías y montones de vitaminas y minerales (como el hierro, el zinc, el calcio, el potasio o el magnesio), no te extrañe que los chefs más famosos se hayan lanzado a crear platos con hojas de diente de león, tanto en ensalada como en quiches o en panachés.

Pero es que esta planta están sorprendiendo a los propios científicos. Hace pocos años, oncólogos canadienses informaban de que dos pacientes con un tipo de leucemia en estado avanzado habían mejorado tras tomar infusiones de diente de león. En busca de explicación, investigadores de la Universidad de Windsor (Ontario, Canadá) empezaron a estudiar el tema y vieron cómo células de cáncer cometían suicidio (lo que en Medicina se conoce como apoptosis) cuando las exponían a un extracto de diente de león, pero que las células sanas no se alteraban.

Sabemos que las plantas pueden provocar interacciones con los tratamientos oncológicos (por eso siempre hay que consultar su empleo), y que un caso aislado no hace ley, pero una cosa es clara: el mundo vegetal esconde secretos que la ciencia apenas está empezando a comprender.

diente de leon

Beneficios del diente de león:

Para la retención de líquidos. Está comprobado científicamente. Una infusión preparada con 150 ml de agua y unas 6 o 7 hojas verdes de diente de león aumenta la producción de orina y reduce la hinchazón de pies y piernas, el vientre hinchado y la pesadez.

Por su efecto detox. Los antiguos boticarios la recomendaban como  “tónico hepático” y estudios recientes han visto que aumenta el flujo de bilis. Muchos naturópatas ratifican su efecto detox.

Como sucedáneo del café. Si el café te pone muy nerviosa o te sienta mal, puedes preparar un sucedáneo tostando raíces de dientes de león,  introduciéndolas en agua recién hervida y dejando reposar la infusión antes de colarla y tomarla. También puedes utilizar extracto en polvo de raíz de diente de león, del mismo modo que el café.

Para controlar el peso. Varios estudios han visto que el diente de león evita la absorción de grasas en el intestino. Uno de ellos  indica que el efecto conjunto de  diente de león y cardo mariano (planta medicinal, buena para el hígado) ayuda a prevenir la obesidad.

Para aliviar problemas digestivos. Las infusiones de raíz de diente de león se emplean a menudo para ayudar a la digestión y aliviar el estreñimiento. Según unestudio reciente, mejoran la velocidad con la que los alimentos avanzan por el tracto digestivo.

Frente al melanoma. Hay investigaciones esperanzadoras en esto. Un  estudio de laboratorio realizado en Canadá en 2011 comprobó que el extracto de diente de león favorecía la muerte de células de melanoma sin afectar para nada a las células sanas. Están en marcha nuevos trabajos al respecto…

Para prevenir infecciones urinarias. Un estudio ha visto que, conjuntamente con la uva ursi, las raíces y hojas del diente de león ayudan a combatir las infecciones de orina. Se cree que la combinación funciona por la suma de  las propiedades antibacterianas de la uva ursi y las diuréticas del diente de león.

Una receta muy sabrosa

Ensalada de diente de león con champis y piñones, al parmesano
En una fuente honda, mezcla 100 gr de canónigos y 100 gr de hojas verdes de dientes de león, lavadas y escurridas. Aparte, en una sartén con un chorrito de aceite de oliva virgen, saltea 100 gr de champis laminados, una cucharada de piñones y otra de semillas de sésamo. Vierte el contenido de la sartén en la ensalada y añade trocitos de parmesano. Aliña con unas gotas de vinagre, sal y pimienta y revuelve.

Cómo preparar una infusión de hojas de diente de león

Pon agua en un cacillo (más o menos un vaso). Cuando rompa a hervir, añade una cucharada de hojas de diente de león, secas. Deja que hierva 2 m. Aparta del fuego, tapa y deja reposar otros 6 m. Cuela, endulza al gusto (por ejemplo, con una cucharadita de miel pura) y tómatela despacio. Se aconseja tomar la infusión tres veces al día, mejor media hora antes de las comidas.


Además…

¿Por qué engordamos con los años?
6 maneras de cuidar tu intestino
¿Colon irritable? Estos alimentos te van a ayudar

 

|

Comentarios