mujerHoy

Adelgazar sabiendo

El blog de Marisol Guisasola

worried-girl

¿Tienes el síndrome del baño en vacaciones?

“Entras en un baño sucio y se te quitan las ganas”, comenta mucha gente y es verdad. Se conoce como “síndrome del baño” y es una de las razones que impiden que nos relajemos lo suficiente como para que nuestro intestino funcione bien. Por esta y otras razones, el estreñimiento afecta al 40% de las personas que se van de  vacaciones. Si sueles ir al baño a diario y, de repente, tienes menos de tres movimientos intestinales por semana, el viaje puede convertirse en pesadilla.

Estos tips ayudan a evitarla:

1. Camina por la mañana. Tanto si vas a la playa como al campo, camina al menos 15 minutos antes de desayunar para estimular los movimientos intestinales y reducir el estrés. Eso sí, bebe un vaso de agua fresca antes de salir.

2. Toma fruta en el desayuno. La fibra aumenta el tamaño de las heces y hace que éstas avancen mejor por el intestino. Tienes fibra en las frutas del buffet del hotel: mangos,  frutos del bosque, fresones, manzanas, peras o naranjas (enteras y con su fibra, por favor). Ensaladas, verduras o legumbres (en hummus y otros platos fríos) en las comidas y otro par de frutas entre horas completan tus necesidades.

3. Mantente hidratada. El agua añade volumen a las heces y favorece el tránsito intestinal. Como en días de calor sudas más, necesitas más de los 2 litros diarios recomendados. Una solución práctica en esos días es tomar 1 vaso grande de agua fresca cada hora. ¡Y no  olvides que el alcohol deshidrata!

4. Sé fiel a tus horarios. Si en casa desayunas a las 8h, pero en vacaciones lo haces a las 10h, tienes más papeletas para el estreñimiento. En cambio, seguir los horarios habituales de comidas y sueño te ayuda a mantener los ritmos circadianos y a regular hormonas que intervienen en la digestión.

5. Levántate y anda. Horas y horas de viaje sentada también suponen inmovilidad intestinal. Párate cada 2 h si vas en coche y aprovecha para beber agua e ir al baño. Si viajas en avión, camina por el pasillo de vez en cuando y bebe agua.

6. Toma probióticos. Varios estudios indican que los probióticos (bacterias beneficiosas presentes en yogures, kefir, chucrut, kimchi y otros fermentados) aumentan la frecuencia de los movimientos intestinales y previenen el estreñimiento.

7. Si vas poco al baño, evita estos alimentos. Chocolate, carnes rojas, harina y arroz blancos, patatas fritas, azúcares añadidos, plátanos verdes y lácteos (menos los yogures) están en la lista.

8. ¡Ojo con los suplementos! Los de calcio y los de hierro pueden causar estreñimiento. Si tu médico te dice que los necesitas, bebe suficiente agua y asegúrate fibra vegetal.

9. Habla de laxantes con tu médico. No tomes laxantes sin consultar a tu médico . Tomados durante más de una semana, y por naturales que sean, pueden producirte dependencia y otros efectos indeseables.

estrenimiento


Además…

7 verduras ideales para el verano
Con un intestino sano, todo va mejor
¿Por qué tengo tantos gases en verano?

 

|

Comentarios