mujerHoy

Adelgazar sabiendo

El blog de Marisol Guisasola

Los arándanos contienen yodo

Si te falta yodo, tendrás problemas de salud y si estás embarazada, los tendrá tu bebé

Sé que necesito yodo para que mi glándula tiroides produzca suficientes hormonas tiroideas, esenciales para regular el metabolismo, la reparación celular y el crecimiento. La cantidad diaria recomendada (CDR) para un adulto es de 150 microgramos, pero embarazas y lactantes necesitan unos 250 microgramos diarios. ¿La razón? El cerebro del bebé necesita yodo materno para que su cerebro y su organismo se desarrollen como es debido y evitar así  deficiencias congénitas como el cretinismo (retraso mental y físico). ¿Problema? Que la tercera parte de la población mundial  tiene carencia de yodo, tanto por bajo consumo como por vivir en zonas montañosas alejadas del mar y terrenos pobres en yodo (las altas tasas de cretinismo que había en Las Hurdes extremeñas el siglo pasado cayeron con el aporte de yodo).

Bocio, hipotiroidismo, obesidad, abortos, fetos sin vida, trastornos del desarrollo intelectual… son algunas consecuencias de la falta de yodo. Estos 8 alimentos pueden ayudarte a conseguir el yodo que necesitas.

1. Sal yodada. Lo de yodar la sal es voluntario en España y la mayoría de países europeos, pero tanto la OMS, como UNICEF y la propia SEEN (Sdad. Española de Endocrinología y Nutrición) insisten en que toda la sal de cocina debería ser yodada. “Es el método más seguro y eficiente para resolver los problemas de la carencia de yodo”, aseguran y con razón: media cucharadita asegura la cantidad diaria recomendada.

2. Algas. Son una de las mejores fuentes de yodo, sobre todo las kombu (¡son tan ricas en yodo, que hay que consumirlas con moderación!), y también las wakame y las nori. Como plus adicional, te aseguran antioxidantes, vitaminas y otros minerales, todo ello con poquísimas calorías.

3. Bacalao. Tanto fresco como remojado, es pobre en grasas, pero muy rico en proteína y yodo y tiene pocas calorías.

4. ArándanosApenas 75 gr de esta fruta riquísima en antioxidantes aportan casi todo el yodo que necesitas a diario.

5. Lácteos. Aunque mucha gente no lo sabe, son una buena fuente de yodo. Un estudio norteamericano con 18 marcas de leche comprobó que todas ellas tenían más de la mitad de la CDR de yodo por cuarto de litro. El yogur es otra buena fuente. En cuanto a los quesos, los más ricos son los frescos, tipo requesón.

6. Gambas, langostinos, mejillones y berberechos. Con pocas calorías y mucha proteína, son una excelente fuente de yodo (que absorben del agua del mar) y, además, contienen vitamina B12, selenio y fósforo.

7. Ciruelas pasas. Además de yodo, contienen potasio, hierro y muchas vitaminas y, por su contenido en fibra y sorbitol (un tipo de azúcar), alivian el estreñimiento y ayudan a controlar el apetito.

8. Bonito. Aunque los pescados azules tienen menos yodo que los blancos, el bonito tiene más que el atún y, por su menor tamaño, acumula menos metales pesados. ¡Aprovecha que ahora está en plena temporada! 

Alimentos con hierro

 

____________________________________________________________________________________________________________

Además…

|

Comentarios