mujerHoy

Adelgazar sabiendo

El blog de Marisol Guisasola

El aguacate es un alimento que se puede congelar

Siete alimentos que quizá no sabías que puedes congelar

Antes de tirar los alimentos que te sobran, mira si los puedes congelar. Además de las pizzas y las croquetas, estos quedan genial:

1. Claras de huevo. ¿La receta que estás haciendo lleva solo yemas de huevo y no sabes qué hacer con las claras? ¡No las tires, congélalas! Este ingrediente esencial para el merengue se conserva hasta un año en el congelador, en cajitas o bolsitas herméticas. Sube al frigorífico las que necesites, para que descongelen antes de montarlas para tus bizcochos, merengues, mousses …

2. Leche. Te sobra casi toda la leche del envase y te vas de viaje. Si has pensado en tirar el sobrante, no lo hagas. Tanto entera como desnatada, la leche resiste bien 3 meses de congelación, aunque al descongelarla queda mejor en salsas y guisos que bebida o en el café. Si ves que, una vez descongelada, sus componentes se separan un poco entre sí, bátela antes de utilizarla.

3. Mantequilla. Si crees que no vas a utilizar toda la mantequilla del envase en el plazo de caducidad que viene indicado, congela el resto, mejor en trozos no muy grandes, así puedes sacar solo el que te haga falta. Para protegerla de las “quemaduras” del frío y de olores de otros alimentos, envuélvela primero en film transparente (apretando para que salga el aire) y luego introdúcela en cajitas o bolsitas para congelados. Se conserva bien 6 meses.

4. Aguacates. Vas al súper y ves una fantástica oferta de aguacates. “¡Pena que se deterioren pronto y no pueda comprar un par de docenas!”, piensas. ¡Estás en un error! Los aguacates congelan bien si sabes cómo hacerlo. Pártelos por medio quitándoles el hueso, pélalos, trocéalos, rocíalos con un poco de zumo de limón e introduce los trozos en bolsas de congelado, cuidando de sacar todo el aire posible y en raciones que creas que vas a utilizar. Se conservan unos 6 meses y quedan perfectos en guacamoles.

5. Hierbas aromáticas. Albahaca, perejil, orégano, tomillo, menta y otras hierbas aromáticas se conservan muy bien secas, pero si las lavas, picas y secas al poco de recogerlas y luego las congelas (primero en bandejas amplias y luego dentro de bolsas o cajitas para congelado), recuperarán su aroma de frescas cuando las incorpores a tus guisos y se conservarán hasta un año. También puedes congelarlas en los huecos de las bandejas para cubitos de hielo, cubiertas con agua o AOVE. Una vez sólidos los cubitos, puedes meterlos en bolsas para congelados.

6. Frutos secos y semillas. La congelación de frutos secos evita que se enrancien sus aceites naturales. Introdúcelos, ya pelados, en cajitas o bolsitas para congelado, y se conservarán más de 6 meses en perfecto estado.

7. Patatas fritas de bolsa. Compras una bolsa enorme de patatas fritas para la fiesta de cumpleaños de tu hijo, y te sobra más de la mitad. ¿Qué haces? En vez de “aprovecharlas” -lo que se puede traducir como “añadir montones de calorías vacías a la dieta”-, congélalas y las vas sacando, por ejemplo como aperitivo cuando viene gente a casa. ¡El frío del congelador no solo duplica el tiempo de conservación de las patatas fritas de bolsa, sino que hace que se vuelvan más crujientes!

aguacate

 

Otros post de Adelgazar Sabiendo

|

Comentarios