mujerHoy

Adelgazar sabiendo

El blog de Marisol Guisasola

huevos-fritos2

La receta definitiva para saber cómo hacer huevos fritos como un experto

Comiendo con mi amiga Isabel Aires, directora de la agencia de comunicación gastronómica que lleva su nombre, ella me recordó que el pasado viernes 12 de octubre, además de Fiesta Nacional, fue el Día Mundial del Huevo.
Si seguís este blog, os habréis dado cuenta de que, al igual que Isabel Aires, soy fan total de ese alimento, que viene ya empacado de fábrica, tiene la mejor de las proteínas, es riquísimo en vitaminas, minerales y ácidos grasos y todo ello con apenas 90 calorías. ¡Un regalo de la naturaleza donde los haya, y un bocado delicioso para el paladar! Tanto, que muchas veces he oído comentar cómo fardaría la gente por haberse comido un huevo frito si costara lo mismo que el caviar, por ejemplo.

Sin embargo, por muchos huevos que comamos en España (254 por persona y año, según los datos del Ministerio de Agricultura), poca gente sabe freír un huevo como Dios manda. Uno de los que sí saben es Iván Sáez, chef de los restaurantes Desencaja y El Zorzal de Madrid, que tienen en su carta tentadores platos con huevos, entre ellos un delicioso ‘huevo frito de corral, espuma de patata ahumada y trufa’ y un ‘huevo frito con cocochas al pilpil y ajoarriero’, que están para quitar el sentido.

Te cuento la receta que me pasa Iván para freír un par de huevos con conocimiento:

1. Los huevos tienen que ser frescos (mételos crudos en un cuenco lleno de agua; si se van al fondo, son frescos; si flotan, no lo son).
2. Casca los 2 huevos en un bol y sazónalos tu gusto.
3. Vierte suficiente aceite de oliva virgen extra en una sartén pequeña (los huevos deben nadar en el aceite, no quedar pegados a la sartén por debajo).
4. Cuando el aceite esté lo bastante caliente (lo ideal es que esté entre 150º y 180º), deja caer los huevos desde el bol a la sartén con suavidad, para que no te salpiquen ni te quemen.
5. Mientras se fríen, puedes ir echándoles aceite con ayuda de una espumadera para que se formen esas burbujas de aire tan apetecibles en la clara.
6. Al sacarlos, las claras deben estar sólidas y las yemas, líquidas y apenas un poco cremosas.

Por si te preocupan las calorías, te diré que un par de huevos fritos con unos 30 gr de pan (suficiente para relamerte untando), servidos con un bol de ensalada verde, no superan las 500 calorías. Más o menos lo mismo que 100 g de patatas fritas de bolsa. Ahora, dime sinceramente: ¿cuál de las dos opciones te mantiene llena y feliz durante más tiempo?


 

Otros post de Adelgazar Sabiendo

– No tengas miedo al colesterol, y échale huevos a tu dieta

– ¿Qué significa comer limpio y cómo se hace?

– ¿De verdad la lechuga daña más el entorno que el bacon?

|

Comentarios