mujerHoy

Adelgazar sabiendo

El blog de Marisol Guisasola

pasta_lovers 7

Pero, ¿engorda o no engorda la pasta?

Me dicen que hoy, 25 de octubre, es el día de la pasta y eso me ha animado a prepararme un plato de tallarines con espinacas, trocitos de pollo y ajetes. ¿Me engordará o no lo hará?, me pregunto mientras la preparo, como se pregunta mucha gente. Para no mezclar opinión con datos objetivos, mejor os cuento lo que ha comprobado una revisión de 30 estudios con un total de 2.500 personas realizada el hospital St. Michael’s de Toronto (Canadá) y publicada hace unos meses en la revista British Medical Journal.

  • – Los participantes habían tomado una media de 3,3 raciones de pasta durante 12 semanas en lugar de otros hidratos de carbono (una ración equivalía a medio bol).
  • – Durante ese tiempo, se monitorizó su peso, su IMC y la medida de su cintura. Al final, se vio que, sin otros cambios en la dieta, todos los participantes habían perdido una media de medio kilo y que su IMC era algo menor.
  • – La conclusión de los expertos fue que la pasta tiene un bajo índice glucémico (IG), que indica el efecto de alimentos que contienen carbohidratos en los niveles de azúcar en sangre, y que no contribuye al aumento de peso.

Antes de que te lances a comer un plato de espaguetis, ten claro que las cantidades administradas en el estudio eran pequeñas y que la pasta no engorda si la tomas de forma moderada y como parte de una dieta equilibrada. “Tres medios boles por semana son una cantidad mucho menor de la que consume la mayoría de la gente en Canadá”, insisten los expertos.

Pincha en la foto para saber cuáles son nuestros restaurantes favoritos para comer pasta

Pincha en la foto para saber cuáles son nuestros restaurantes favoritos para comer pasta

Dicho lo dicho, vigilar el índice glucémico (IG) de la dieta es una buena estrategia para controlar el peso, porque se sabe que tener altos niveles de azúcar en sangre (glucosa) favorece la obesidad y las enfermedades relacionadas con ella, como diabetes tipo 2, trastornos cardiovasculares y otras.
Para rebajar aún más ese índice, yo suelo mezclar pasta integral cocida al dente con alimentos ricos en fibra y nutrientes (por ejemplo, espinacas, brócoli, tomates, cebolletas, nueces picadas…) con otros ricos en proteína, como dados de pechuga de pollo o pavo, langostinos, almejas, huevo…
Otra cosa que hago es servírme una ración de pasta junto con una ensalada verde bien grande. Por supuesto, todo ello aliñado con AOVE, pimienta molida, cebolleta y hierbas aromáticas. Lo tengo muy claro: ¡comer bien y sano es cuestión de equilibrio!

Por qué te conviene vigilar el IG de tu dieta

El índice glucémico (IG) califica alimentos que contienen hidratos de carbono en una escala del 0 al 100. Dicha escala indica la capacidad de un alimento para aumentar los niveles de glucosa (azúcar) en sangre. Un IG de 55 o menor se considera bajo. Entre 56 y 69 es moderado. Mayor de 70 se considera alto. La pasta al dente tiene un IG de alrededor de 50, lo mismo que las manzanas, naranjas, lentejas, garbanzos, boniatos o anacardos. Cuanto más bajo el IG de tu dieta, menos apetito y menor riesgo de obesidad tendrás.


Otros post de Adelgazar Sabiendo

– 5 alimentos que no caducan y mejoran tu salud y tu aspecto

– La receta definitiva para hacer bien huevos fritos

– ¿Crees que los restaurantes deben indicar las calorías de cada plato?

 

|

Comentarios