mujerHoy

Adelgazar sabiendo

El blog de Marisol Guisasola

¡No digas que no sabes cocinar! 5 consejos (y recetas) para adelgazar y ganar salud

Si echas un vistazo a las estadísticas, lo verás más claro que el agua. Cuando la población de un país deja de cocinar y opta por los alimentos precocinados y procesados (casi siempre ricos en azúcares añadidos, sal, harinas refinadas, grasas dudosas y aditivos de todo tipo), esa población engorda sí o sí. Lo peor es que, según aumentan las tasas de obesidad, crecen también las de diabetes tipo 2, enfermedad cardiovascular, hipertensión y hasta cánceres.

Lo siento, pero la excusa de que el estilo de vida actual no te deja tiempo para cocinar no me vale. Hay montones de platos que se hacen en un pis pas, cuestan muy poco y ayudan a controlar el peso con más salud.

Los alimentos con pocas calorías

Estos 5 consejos te ayudarán a comprobarlo: 

1. Móntate una despensa sana. Recuerda que “comprar sano es comer sano”. Dicho de otra forma, si no tienes en casa galletas, bollos, snacks y otros productos ricos en calorías y pobres en nutrientes, tendrás menos riesgo de engordar. Para evitar riesgos, llena tu nevera y tu despensa con las verduras y frutas frescas que más te gusten y con legumbres, huevos, yogures y quesos frescos, frutos secos, pescados, carnes magras, AOVE, especias y hierbas…

2. Hierve y tritura. Es tan fácil como poner a hervir agua en la olla rápida y añadirle muchas verduras de colores distintos (cada color indica la presencia de antioxidantes diferentes), un chorro de AOVE, sal y pimienta. Una opción es hervir, por ejemplo, brócoli, zanahorias, calabaza, puerros, cebolla y ajo (todo ello pelado y picado) en 1,5 L de agua durante media hora. Luego lo trituras todo. Con muy pocas calorías, tienes una deliciosa crema vegetal con montones de fibra, minerales, vitaminas y antioxidantes.

3. Recurre a la plancha. Si tienes poco tiempo, corta rodajas de calabacín, berenjena, cebolla, pimiento y/o tomate, salpiméntalas y ásalas vuelta y vuelta en la sartén o la plancha con un poco de AOVE. Si te apetece, puedes servírtelas con salsa de tomate casera y un trozo de salmón asado en la misma sartén.

4. Envuelve y hornea. No hace falta ser un chef estrellado para hacer una papillote. Solo hay que envolver en papel de horno 1 ración de pescado, marisco o pollo –sazonada con especias, hierbas y un poco de sal marina— junto con 1 rodaja de cebolla, otra de tomate y un hilo de AOVE. Cierras bien el paquete y lo horneas unos 10 m. Servido con una ensalada verde y una salsa de yogur, es un plato delicioso y supersano.

5. Crea alianzas inteligentes. Para reducir calorías de platos de patata, legumbres, arroz o pasta, añádeles fibra vegetal. Un ejemplo es esta receta de arroz con 5 verduras. En una cazuela con 3 cucharadas de AOVE, haz un sofrito con 1 zanahoria, 1 cebolleta, 2 tomates, 1 pimiento verde y 2 dientes de ajo, todo ello lavado, pelado y picado. Añade un bol de arroz bien lavado, remueve y moja con 3 boles de agua fría. Salpimenta al gusto y ¡voilá! Se hace en menos de media hora, llena muchísimo y da para 4 personas. Puedes convertirlo en plato único añadiendo al sofrito dados de pechuga de pollo o de lomo de cerdo, aros de calamar, chirlas o langostinos pelados.


Otros post de Adelgazar Sabiendo

– 5 alimentos que no caducan y mejoran tu salud y tu aspecto

– Un puñado de almendras te quita el hambre y mejora tu salud

– Cinco tips que mejoran tu forma y tu energía en cinco minutos

|

Comentarios