mujerHoy

Adelgazar sabiendo

El blog de Marisol Guisasola

vinagre-modena-2

7 beneficios saludables del vinagre de Módena que quizá no sabías

Los italianos suelen servir como ‘antipasto’ trocitos de parmesano coronados con gotas de buen vinagre balsámico de Módena. Además de en ensaladas, risottos y pastas, lo toman también con carnes, huevos, pescados asados y hasta con fresones y natillas. Como me estoy aficionando a él, he investigado al respecto y me han llamado la atención estas 7 propiedades:

vinagre-2

1. Ayuda a controlar el peso. Es por los probióticos que contiene, que mantienen el apetito a raya. Un estudio ha visto que las personas que toman vinagre balsámico con el desayuno consumen menos calorías durante el resto del día. Y no olvides que es un condimento riquísimo, con solo 14 calorías por cucharada, muchas menos que, por ejemplo, la mayonesa (94 por cucharada).

2. Mejora el aspecto de la piel. La explicación está en las sustancias antimicrobianas, el ácido acético y los antioxidantes que contiene. Beber un vaso de agua con una cucharada de vinagre balsámico al día hará que tu piel parezca más fresca y limpia.

3. Favorece la digestión. El vinagre balsámico contiene cepas de probióticos que ayudan a la digestión, promueven la salud intestinal e incluso pueden mejorar tu función inmunitaria y hasta tus niveles de energía.

4. Reduce los niveles de azúcar. Tomado con las comidas, ayuda a evitar los picos de azúcar que se producen después de comer. Un estudio de 2006 con personas afectadas de resistencia a la insulina (antesala de la diabetes tipo 2) comprobó que el vinagre balsámico creaba una ‘meseta’ en sus niveles de azúcar que duraba hasta 5 horas después de haber comido.

Pincha en la foto para ver qué otros alimentos, además del vinagre, no caducan, pero mejoran tu aspecto y la salud

Pincha en la foto para ver qué otros alimentos, además del vinagre, no caducan, pero mejoran tu aspecto y la salud

5. Ayuda a reducir los niveles de colesterol ‘malo’. La reducción de los niveles de colesterol LDL (el ‘malo’) es de los beneficios más documentados del vinagre balsámico. Sus antioxidantes neutralizan células tóxicas que aumentan los niveles de dicho colesterol, el que se acumula en las arterias y reduce su diámetro.

6. Combate la hipertensión. Añadir una cucharadita de vinagre balsámico de Módena a tus platos no solo mejorará su sabor, sino que puede ayudarte a controlar la hipertensión. Un estudio con ratones hipertensos comprobó que los animales que lo habían consumido de forma regular habían mejorado sus niveles de tensión arterial.

7. Mejora la circulación. Al igual que las uvas y el vino de los que procede, el vinagre balsámico evita que las plaquetas se aglutinen, lo que evita la formación de trombos causantes de ataques cardíacos. Ahora se estudia también si los propios polifenoles del vinagre balsámico mejoran la circulación. Eso podría explicar por qué los italianos lo consideran un producto ‘antiedad’.

¿Cuánto hay que tomar?

El límite son 2 cucharadas soperas diarias, mejor como aderezo de platos.
Conviene evitar los vinagres balsámicos que llevan azúcares añadidos.
Hace unos días compré una botella de 250 ml de vinagre balsámico ecológico de Módena de marca El Corte Inglés que no los llevaba. Me costó 2,29 euros y me gustó su sabor.


Otros post de Adelgazar Sabiendo

– Sociedades desarrolladas, sociedades obesas

– Por qué hacer ejercicio suave mejora la memoria

– ¿Por qué las legumbres cuentan en las ‘5 al día’?

 

|

Comentarios