mujerHoy

Adelgazar sabiendo

El blog de Marisol Guisasola

escaleras

Por qué te conviene subir y bajar escaleras

No sé por qué rara razón no utilizamos más las escaleras de casa para mejorar la salud, ¡y mira que las tenemos a mano! Lo digo porque subirlas y bajarlas varias veces al día mejora el rendimiento cerebral, la salud arterial, la densidad ósea, la masa muscular, la agilidad…y todo ello quemando calorías a corto y a largo plazo.

Hace un par de meses decidí comprobar por mí misma lo que dicen los estudios. Empecé subiendo 40 peldaños al día y luego aumentando el total, a razón de unos 10 peldaños cada vez. Ahora subo 80 escalones (unos 5 pisos) un par de veces al día y no pienso dejar de hacerlo. Me canso menos y me recupero antes que al principio, lo que indica que mi fuerza y agilidad han mejorado. Como plus, he perdido centímetros de cintura (reconozco que el ejercicio me ha animado a tomar menos harinas refinadas y azúcares y más verduras y frutas).

Los beneficios pueden deberse también a que llevo una semana alternando subidas rápidas de peldaños con otras más lentas, en lo que se conoce como ‘ejercicio de intervalos de alta intensidad‘. Me inspiró un estudio canadiense publicado en Medicine & Science in Sports and Exercise realizado con 31 mujeres sedentarias, pero sanas. Las sesiones, de 10 minutos, se realizaron 3 veces por semana durante 6 semanas. Al final, los investigadores comprobaron cómo esfuerzos intensos subiendo escaleras rápidamente (de unos 20 segundos de duración cada uno) ayudaban a mejorar la salud cardiorrespiratoria de las voluntarias, un marcador relacionado con una mayor esperanza de vida.

Otro punto a favor es que todos estos ejercicios llevan poco tiempo. Yo no les dedico más de 12 minutos al día en total. Si, además, muevo los brazos adelante y atrás cuando lo hago, activo los músculos de hombros, pecho, espalda y brazos, con lo que el efecto en la forma física y la silueta es mayor.

Una pregunta habitual es si bajar escaleras también tiene beneficios. La respuesta es un rotundo sí. Lo dice un estudio australiano de 12 semanas de duración con 30 mujeres mayores obesas. “Los niveles de glucosa en ayunas, insulina, hemoglobina 1AC, tolerancia oral a la glucosa, triglicéridos y colesterol mejoraron más en las mujeres que habían estado bajando escaleras (tomaban el ascensor para subirlas o bajarlas en función del grupo en el que estaban) que en las que las había estado subiendo”, explicó el profesor Nosaka, líder del trabajo.

Como, en la vida real, podemos subir y bajar escaleras a voluntad, tenemos la opción de beneficiarnos de lo mejor de los dos mundos. Solo es cuestión de animarse y de ir aumentando gradualmente el tiempo y la intensidad del esfuerzo… siempre sin superar los límites que marque nuestro estado físico y nuestra salud.


Otros post de Adelgazar Sabiendo

– Por qué hacer ejercicio suave mejora la memoria

– ¿Quieres prevenir la depresión? Haz una hora de ejercicio a la semana

– 5 consejos (y recetas) para adelgazar y ganar salud

|

Comentarios