mujerHoy

Adelgazar sabiendo

El blog de Marisol Guisasola

snacks

¿Por qué creo que están aumentando tanto las alergias e intolerancias alimentarias?

Hace unos días, en un bar del centro de Madrid, me fijé en un niño de unos 7 que le pedía a su madre una bolsa de nachos de maíz de una conocida marca de snacks. En cuanto se llevó un par de ellos a la boca, empezó a ponerse rojo, a toser sin parar y a lagrimear. Incluso vi que sus labios se hinchaban un poco. Por suerte, el episodio remitió al cabo de unos minutos. “¿Qué puede haber provocado esa reacción?“, me preguntó la nerviosa madre, cuando me acerqué para interesarme por el niño.

He consultado varios estudios publicados en revistas científicas y he comprobado que muchos de los ingredientes que la industria alimentaria utiliza para potenciar el sabor de sus productos pueden provocar reacciones como la de aquel niño del bar: ojos llorosos, problemas dermatologicos y respitatorios, labios hinchados… De hecho, la propia OMS reconoce que muchos trabajadores de fábricas de snacks sufren esos mismos síntomas.

snacks-procesados

Sé perfectamente que existen ‘tests de alergia’ falsos y padres neuróticos que llegan a provocar desnutrición en sus hijos por someterlos a dietas restrictivas basándose en ideas equivocadas (incluso ha habido casos de niños fallecidos por esa razón). Pero eso no quiere decir que si un niño tiene una reacción como la del niño del bar al tomar un zumo procesado o un snack, esa reacción esté solo en tu cabeza.

A mí siempre me ha llamado la atención que personas que vivieron antes de la aparición de los productos procesados no recuerden casos de alergias e intolerancias alimentarias. Una conclusión personal es que los alimentos que tomamos hoy se producen de forma diferente. El propio pan se fermenta casi siempre con aditivos de efecto rápido, que evitan la larga fermentación natural que hace que las proteínas del gluten lleguen ya predigeridas a nuestro sistema digestivo y, de ese modo, no provoquen inflamación intestinal. A la vez, la leche que bebemos hoy se somete a procesos de homogeinización y pasteurización inexistentes hace 70 años. El resultado es que no bebemos la misma leche y que esa leche que bebemos hoy puede no ser tan digerible, simplemente porque nuestro sistema inmunitario no estuvo expuesto a ella durante nuestra evolución en el planeta y, por tanto, no la reconoce.

leche-pan

La leche y el pan solo solo dos ejemplos de métodos de producción recientemente alterados, a los que se añaden todos los ingredientes y aditivos sintéticos empleados por la industria. Pienso que este es un tema que requiere mucha más investigación de la que se le dedica. También pienso que, debido a la presión de la población, esas investigaciones se harán más pronto o más tarde, para bien de nuestra salud y de la propia supervivencia de la industria alimentaria.


Otros post de Adelgazar Sabiendo

– ¿Por qué engorda y es menos sana la comida rápida?

– 7 beneficios saludables del vinagre de Módena

– sociedades desarrolladas, sociedades obesas

|

Comentarios