mujerHoy

Adelgazar sabiendo

El blog de Marisol Guisasola

zumo-patata

Zumo de patata cruda, lo último en bebidas sanas

No tiene mucho glamour que se diga, pero tomada en zumo, la patata cruda es lo más ahora mismo. Estas son algunas de las razones que explican la tendencia:

1) Contiene moléculas antibacterianas que ayudan a reducir el reflujo ácido y a prevenir y curar úlceras estomacales (lo certifica un estudio de la Universidad de Manchester).

2) Es rico en vitamina C, que potencia la inmunidad, ayuda a absorber el hierro de la dieta y a formar el colágeno que mantiene unidas nuestras células, incluidas las de la piel.

3) Contiene vitaminas del grupo B, esenciales para producir energía, para el sistema nervioso y el cerebro y para la circulación.

4) Es una excelente fuente de potasio, que ayuda a controlar la tensión arterial y evita la retención de líquidos.

5) Tiene minerales como el hierro, que previene la anemia; calcio, que ayuda a la coagulación y fortalece los huesos; zinc, que estimula la inmunidad, mejora la libido y previene trastornos visuales.

6) Es rico en antioxidantes de la familia de los carotenoides (como la luteína, la zeaxantina y la violaxantina) que reducen la inflamación y previenen el envejecimiento prematuro. De hecho, el valor antioxidante de la violaxantina, presente en las patatas de color violeta, es similar al de las espinacas.

Puedes prepararlo de este modo:

Primero, desecha todas las patatas de color verdoso (el color verde indica la presencia de solanina, alcaloide de efecto tóxico) y las que tienen brotes y/o manchas oscuras. Frótalas con un cepillo bajo el chorro de agua para lavarlas y eliminar la tierra y otras sustancias no deseables. Trocéalas sin pelarlas (la piel es lo más rico en nutrientes saludables), rállalas e introdúcelas en un paño limpio. Presiona para obtener el jugo (la pulpa puede servirte para diferentes guisos). Prepara solo el zumo que vas a tomar, ya que es más beneficioso si lo tomas en un plazo de veinte minutos.

Puedes mezclarlo con otros zumos naturales, por ejemplo de zanahoria, de kale, de manzana, de mango, de lima o limón… Fermentado con Lactobacillus casei, se emplea como probiótico.

Un plus détox: según los japoneses, el zumo de patata cruda es uno de los métodos más económicos para limpiar el hígado. Puedes comprobarlo tomando cada día un vaso en ayunas, media hora antes de desayunar. ¡Funciona incluso como remedio antiinflamatorio, para la gota y la artritis!


 

Otros post de Adelgazar Sabiendo

– Cardo mariano, tu planta détox en Navidad

– Agua con bicarbonato y limón: el auténtico détox

– Caldo con huesos, el nuevo zumo détox

|

Comentarios