mujerHoy

Adelgazar sabiendo

El blog de Marisol Guisasola

Surviving-Christmas-with-your-health-intact_teaser_4b600c6f6b0576f0371dffd62bc11c6a

8 consejos para llegar a Reyes con la misma talla (e incluso con una menos)

Desde mediados de diciembre, toda tu vida parece centrarse en torno a la mesa. Adiós dieta, adiós gimnasio, adiós caminatas… y bienvenidas comilonas y kilos de más. La alternativa no es recluirte en una isla desierta ni pasar hambre. Estas estrategias pueden ayudarte a sobrevivir a este periodo sin ganar un gramo:

1. Muévete siempre que puedas. Una idea es animar a familiares y/o amigos a salir a caminar en vez de quedarse pegados al sofá o la mesa, picoteando. Además de evitar la obesidad, caminar reduce el riesgo de depresión y cuida el corazón y las arterias. Cuando lo hacemos en compañía, caminamos más y reforzamos lazos de amistad.

2. Come de forma ‘mindful’. Lo dicen varios estudios: quienes comen de forma distraída (viendo la tele, consultando el móvil o leyendo) suelen acabar comiendo demasiado. En cambio, comer de forma ‘mindful’ (conscientemente) supone hacerlo despacio, masticando bien y apreciando la textura y aromas de los alimentos. Eso da tiempo a que el cuerpo reconozca las senales de saciedad, con lo que comemos menos.

3. Piensa en picoteos sanos. No porque tengas comida delante estás obligada a comer. ¿Tengo hambre? es la pregunta. Si la respuesta es sí, sal en busca de una manzana o una naranja, un puñado de frutos secos, un huevo duro, un yogur, una infusión…

4. Desestrésate. Comprar regalos, planificar comidas y reuniones genera estrés, lo cual aumenta los niveles de hormonas como el cortisol. Cuando los niveles de hormonas del estrés permanecen altos, comemos más y aumentamos de peso. Caminar, practicar la respiración profunda, hacer yoga o meditación, bailar …ayudan a controlar el estrés.

5. Móntate menús equilibrados. Incluye algo de proteína en cada comida, para mantener tu masa muscular, evitar ataques de hambre y controlar tu peso. Huevos, pescados, pollo o pavo sin piel, legumbres o quinoa son ricos en proteína. Completa tu plato con ensaladas, verduras y frutas ricas en fibra y nutrientes, pobres en calorías y altamente saciantes.

6. Duerme lo necesario. Trasnochar mucho y dormir poco es otra explicación del aumento de peso típico de las fiestas. ¿Por qué? Porque la falta de sueño aumenta los niveles de hormonas del apetito, y acabamos comiendo más.

7. Alíate con los postres. Una forma reducir el riesgo de obesidad que conllevan, es servirte en un platito trocitos de tu postre favorito, completarlo con trozos de fruta pelada y comerlo todo muy despacio, de forma ‘mindful’.

8. ¡Y ojo con las bebidas! Los refrescos azucarados tienen montones de calorías vacías y son una conocida causa de aumento de peso. Otra es el exceso de alcohol. Además de evitar las bebidas azucaradas, alterna siempre las bebidas alcohólicas con vasos de agua con gas o sin gas, por ejemplo con una rodaja de limón y unos cubitos de hielo. Así reduces las calorías a la mitad y te mantienes hidratada, con la mente despejada y la piel radiante.


Otros post de Adelgazar Sabiendo

¿Cómo afecta el tamaño de tus raciones en tu peso?

Zumo de patata cruda, lo último en bebidas sanas

Los alimentos más (y menos) adictivos

|

Comentarios