mujerHoy

Adelgazar sabiendo

El blog de Marisol Guisasola

corazon

Por San Valentín, mima tu corazón

Pregunto a un grupo de amigas quién sufre más enfermedades cardiovasculares, si los hombres o a las mujeres. Más de la mitad me responde que las mujeres. ¡Error! La incidencia es menor en las mujeres … pero, ¡ay! tenemos más probabilidades de morir por los ataques cardíacos que generan esas enfermedades. Por ejemplo, ellos tienen un 30 de probabilidades de fallecer en su primer infarto, mientras que en nosotras la cifra llega al 50 por ciento.

¿Por qué esa diferencia de género? Los investigadores lo achacan a que los signos y síntomas de infarto de miocardio pueden ser diferentes y menos específicos en las mujeres. Por ejemplo, pueden no provocar el fuerte dolor torácico que generan en los hombres y presentarse como cansancio, trastornos del sueño, problemas digestivos, dolor de espalda o debilidad en los brazos. Otra explicación es que, en una medicina basada sobre todo en datos masculinos, muchos profesionales no identifican esos síntomas como los de un ataque cardíaco y los atribuyen a estrés, ansiedad y otras causas. Una explicación adicional: que el tamaño de las arterias femeninas es algo menor que en los hombres y es más difícil trabajar con arterias más pequeñas (grupos feministas dicen que la ‘culpa’ la tienen los estudios de medicina tradicionales, que no contemplan suficientemente las diferencias de las mujeres, es decir, de la mayoría de la población mundial).

corazon2

Pero hay más. Porque una vez superado ese primer infarto de miocardio, las mujeres tenemos más probabilidades de morir en el año siguiente: el 38 por ciento en las mujeres frente al 24 por ciento en los hombres. ¿La razón de esta otra desigualdad? Que, según las estadísticas, tenemos menos probabilidades que los hombres de recibir tratamientos suficientemente ‘agresivos’ y eficaces.
La parte buena de esta historia es que, en general, nosotras cuidamos mejor de nuestra salud y podemos hacer muchas cosas. Para empezar, es importante que aprendamos a identificar todos los signos y síntomas femeninos de ataques cardíacos y que vigilemos los factores de riesgo cardiovascular.

Estas medidas te ayudarán a evitarlos:

  • – Cambia los alimentos ultraprocesados (ricos en azúcares añadidos, harinas refinadas y/o grasas dudosas, que disparan el riesgo cardiovascular) por alimentos frescos, en especial verduras, frutas, legumbres, semillas integrales y frutos secos. Toma pescado azul 2 veces por semana. Cocina solo con AOVE. Bebe agua para mantenerte bien hidratada.
    • *Truco: Puedes preparar un fantástico menú de San Valentín con una ensalada verde con nueces picadas y salsa de yogur, merluza o lubina al horno y fresones bañados en chocolate negro, por ejemplo.)
  • – Sustituye horas de silla y sofá por actividad física.
  • – No te prives de las horas de sueño que necesitas (la recomendación es de entre 7 y 9 horas diarias)
  • Evita la obesidad abdominal (¡si haces todo lo anterior, tu silueta mejorará a la par que tu salud!).
  • No fumes y, si lo haces, déjalo ya mismo.
  • No abuses del alcohol.
  • – Aprende a controlar el estrés, caminando al aire libre y/o con meditación, respiración profunda, yoga o mindfulness.

Llamar al 112 salva vidas

Ante la más mínima sospecha de ataque cardíaco, llama inmediatamente al 112. Sólo el 16 por ciento de quienes sufren un infarto lo hacen. La mayoría suele ir a urgencias o lo que es peor, a un centro de salud, que carece de medios y protocolos para estos casos y retrasa la adopción de terapias eficaces.

Para saber más: Fundación Española del Corazón


Otros post de Adelgazar Sabiendo

¿Son sanas las conservas?

¿Sabías que el cerebro de las mujeres es 4 años más joven que el de los hombres?

¿Por qué el ejercicio que hiciste de niña mejora tu silueta hoy?

 

|

Comentarios