mujerHoy

Adelgazar sabiendo

El blog de Marisol Guisasola

propositos-sanos-mas-delgada

¡Voy a comer bien para estar más sana y delgada en 2019!

Me he propuesto seguir estos 7 propósitos. ¿Te animas tú también?

1. Beberé un vaso de agua al levantarme y otro antes de cada comida. Eso me rehidratará y me ayudará a controlar el apetito y el peso. Le añadiré el zumo de medio limón, de efecto alcanizante y que sé que me aporta potasio y vitamina C.
beber-agua

2. Desayunaré y caminaré. Dicen que el desayuno te ayuda a mantenerte alerta toda la mañana, y sé por experiencia que, en mi caso, es esencial. Un buen desayuno incluir algo de proteína (un huevo pasado por agua, un bol de quinoa o un trozo de queso fresco); hidratos de carbono ricos en fibra con algo de grasa saludable (por ejemplo, pan de espelta con un hilo de AOVE); una ración de fruta (piña, fresones, plátano, melón…) y , si lo necesitas, té, café o la infusión que te guste. Por supuesto, pienso caminar al menos 45 minutos al día. Mi cerebro, mis músculos, mis huesos y todo mi cuerpo en general necesita movimiento para estar en forma.

3. Tomaré más verduras y frutas. Me aseguran fibra y nutrientes y apenas suman calorías. Como el secreto para consumirlas está en tenerlas a mano, no pueden faltar en mi nevera verduras y frutas de estación, porque son las más ricas en nutrientes (¡y las que suelen tener mejor precio!). Al final, comes de lo que tienes y no comes de lo que no tienes. Es tan sencillo como eso.

4. Aprenderé a cocinar de forma rápida. Aunque suene parecido, es lo contrario de la comida rápida. Ollas a presión, planchas, woks, microondas, papillottes… me ayudan a conseguirlo. He comprobado por ejemplo que se me hacen unas lentejas estofadas (remojadas de víspera) en la olla rápida en el tiempo que pongo la mesa y que puedo prepararme un pescado a la papillotte con rodajas de tomate, cebolla y un poco de AOVE en 10 minutos.

cocinas

5. Llevaré fruta o frutos secos en mi bolso. Para evitar tentaciones que engordan pero no alimentan, meteré en mi bolso o mi mochila una manzana, unas mandarinas, unas nueces o almendras… Me llenarán sin engordar cuando sienta hambre, y me aportarán fibra, vitaminas, minerales y antioxidantes.

Frutos secos

6. Comeré más despacio. Diferentes estudios han visto que si comes sentada a una mesa, mejor en compañía y disfrutando de sabores y texturas, tu salud y tu silueta salen ganando. ¡Adiós a lo de comer a toda prisa y de forma inconsciente, mandando mensajes por el móvil o delante de la tele o el ordenador! Muchas investigaciones han visto que, cuando lo hacemos, comemos más y peor.

Una mujer, comiendo una ensalada

7. Resetearé mis ritmos circadianos. Prometo dormir las 7 horas que necesito y, nada más levantarme, abrir la ventana para ver la primera luz del día, porque sé que la luz azul matinal ‘resetea’ mis ritmos circadianos, que gobiernan muchas funciones biológicas. También me he propuesto hacer al menos 5 minutos de estiramientos suaves cuando me despierte. ¡Vienen genial para entonarte y recuperar la flexibilidad!

ritmos-circadianos


Otros post de Adelgazar Sabiendo

– ¿Son sanas las conservas?

– ¿Sabías que el cerebro de las mujeres es 4 años más joven que el de los hombres?

– Así envejece tu piel cuando estás estresada

 

|

Comentarios