mujerHoy

Adelgazar sabiendo

El blog de Marisol Guisasola

pizza

Huele la pizza un rato y comerás una manzana

Aunque te suene a ‘fake news’, lo ha comprobado un estudio de la Universidad del Sur de Florida: oler pizza, galletas u otro producto de comida rápida durante al menos dos minutos te quita las ganas de tomar esos alimentos y aumenta las probabilidades de que acabes optando por otro más saludable y con menos calorías, por ejemplo, por fruta. ¿Explicación de los investigadores? “Si olemos dichos alimentos durante el tiempo suficiente, el cerebro no distingue si el placer de tomarlos le llega desde el sentido del olfato o desde el sentido del gusto“.

pizza2

Publicado en la revista Journal of Marketing Research, el trabajo está teniendo mucho eco, y con razón. Porque está más que demostrado que cuanta más comida rápida forme parte de tu dieta, mayor será tu riesgo de obesidad, resistencia a la insulina, diabetes tipo 2 y otros muchos problemas de salud. Por eso, oler esa pizza que tanto te apetece durante un par de minutos puede ser una buena estrategia para evitar el exceso de peso y el resto de problemas de salud que genera su consumo habitual. “Hemos comprobado que el tiempo en el que nos exponemos a los olores de ciertos alimentos influye más que los consejos nutricionales en la decisión de tomarlos o de no tomarlos”, explican los investigadores. “Dicho de otra forma, existe una relación directa entre el tiempo que pasas oliendo comida rápida y el riesgo que tienes de consumirla”.

pizza

Para comprobarlo, los investigadores de la Universidad del Sur de California realizaron una serie de pruebas con un nebulizador oculto que, alternativamente, iba difundiendo aroma de alimentos saludables (como fresas o manzanas) y menos saludables (como galletas o pizza). Al final, vieron que las personas que olían la pizza o las galletas durante menos de 30 segundos, tenían más ganas de comérselas y que controlaban peor su apetito. En cambio, las que se exponían al mismo olor durante más de dos minutos, no sentían el mismo deseo y acababan tomando fresas o manzanas. “Obtuvimos resultados similares cuando testamos alternativamente olores de pizza y de manzanas durante más de dos minutos”, explican los expertos.

En investigaciones anteriores, ya se había comprobado que la luz ambiental, el volumen de la música e incluso el color de la vajilla y del mantel también influyen en el tipo y la cantidad de comida que tomamos.
Conclusión: que si hueles el tiempo suficiente esa pizza, es más probable que acabes engañando a tu cerebro… y haciendo un favor a tu aspecto y a tu salud.


Otros post de Adelgazar Sabiendo

Así influyen los colores en tu peso, tu energía y tu estado mental

Come setas ( y estos otros alimentos) para no perder memoria

¿Qué tomo si las náuseas me quitan el apetito?

 

|

Comentarios