mujerHoy

Adelgazar sabiendo

El blog de Marisol Guisasola

peligros-azucar-anadido3

¡Ojo con los azúcares añadidos!

¿Lees las etiquetas de los alimentos que compras? Si les echas un vistazo, verás que muchas galletas, bollería, postres lácteos, bebidas, yogures, cereales para el desayuno e incluso salsas llevan jarabe (o sirope) de maíz de alta fructosa como endulzante. Visto así, hasta puede sonarte sano. Después de todo, fructosa suena a fruta, el maíz es un cereal y las dos cosas son vegetales y, por tanto, sanas. ¿O no? Pues no es así, y varios estudios indican que puede ser peor que el azúcar de mesa, ese que añades al café.

peligros-azucar-anadido

Por ejemplo, un estudio con ratones realizado en la Universidad de Utah vio que, en cantidades normales, el jarabe de maíz de alta fructosa reducía casi en un 200 por ciento más la esperanza de vida y la fertilidad de las hembras que el propio azúcar común o sacarosa. “La epidemia de obesidad, diabetes y síndrome metabólico está muy relacionada con el empleo masivo de azúcares añadidos y, más concretamente, con el jarabe de maíz de alta fructosa, mucho más barato que el azúcar común”, explicaban los autores del estudio de la Universidad de Utah.

Otras investigaciones han comprobado que el consumo habitual de jarabe de maíz de alta fructosa, y de azúcares añadidos en general, aumenta las probabilidades de desarrollar obesidad visceral, diabetes tipo 2 e hígado graso, todo lo cual dispara el riesgo cardiovascular. Las pruebas se acumulan. Un estudio realizado con adolescentes ha comprobado que los que más bebidas ricas en fructosa añadida tomaban eran también los que tenían niveles más altos de resistencia a la insulina, un trastorno que conlleva inflamación, tiene relación con la obesidad y es antesala de la diabetes tipo 2 y la enfermedad arterial.

peligros-azucar-anadido2

En resumen:
– Los azúcares añadidos se llaman así porque no están en los alimentos de forma natural (como está la fructosa en la fruta fresca), sino que la industria alimentaria los incorpora como endulzantes de bajo coste, para hacer sus productos más apetecibles e impulsar las ventas.

Los nombres de los azúcares añadidos son tan variados que pueden despistarte. Pueden venir indicados como dextrosa, fructosa, jarabe de arroz, maltosa, jarabe de malta, néctar de fruta, melazas, jarabe de maíz, jarabe de maíz de alta fructosa y muchos otros…

– La influyente American Heart Association (Asociación Americana del Corazón) nos recomienda a las mujeres que no tomemos más de 100 calorías diarias procedentes de azúcares añadidos (y no más de 150 a los hombres).


Otros post de Adelgazar Sabiendo

Secretos del jet lag que te interesa conocer si vas a viajar en avión

3 formas de empezar el día con un aspecto radiante

¿Sabes comer de forma intuitiva?

|

Comentarios