mujerHoy

Adelgazar sabiendo

El blog de Marisol Guisasola

mujer-descanso

Por qué cuando duermes bien estás más guapa

Se acabó el invierno y apetecen un montón las largas noches de junio, aunque nos roben horas de sueño y eso afecte a nuestro aspecto. Porque sabes de sobra que los bostezos, las ojeras, la piel sin lustre, el cansancio diurno son ‘efectos secundarios’ del poco dormir. Si le añades el alcohol tan presente en las veladas nocturnas, las consecuencias son todavía peores.

mantener un rutina favorece a no aumentar de peso

Y es que la piel se renueva durante el sueño. Células nuevas sustituyen a las viejas, restaurando la epidermis. Pero, además, mientras duermes, tienen lugar montones de cambios hormonales y metabólicos. En cambio, si duermes menos de lo necesario, todos esos procesos se alteran. Se ha comprobado, por ejemplo, que la falta de sueño distorsiona los recuerdos, afecta al estado de ánimo, aumenta el riesgo de accidentes y favorece la hipertensión y la diabetes tipo 2. La obesidad es otra consecuencia. Entre otras razones, eso ocurre porque, al día siguiente de haber dormido poco, tendemos a comer más y nos lanzamos sobre todo a los dulces y a la comida rápida.

Mujer dormida en una cama

El consejo de todos los expertos es “no escatimar las horas de sueño que nuestro cuerpo necesita”. La recomendación es dormir entre 7 y 9 horas diarias a partir de los 18 años y hasta los 64. A partir de los 65, se aconsejan entre 7 y 8 horas de sueño diarias. Solo una precisión: en contra de lo que mucha gente cree, las horas de sueño no se almacenan y, de hecho, dormir más de 9 o 10 horas no añade beneficios. De hecho, puede ser tan nocivo como no dormir lo suficiente. En cuanto a la siesta, el consejo de los expertos es que no dure más de 20 o 30 minutos.

Una chica consulta el móvil en la cama

Estas señales pueden indicar falta de sueño: dar cabezadas involuntarias durante el día (¡un enorme riesgo al volante!); necesitar cafeína para mantenerte despierta; tener problemas para concentrarte y recordar; perder interés en el sexo; sentirte cansada e irritable… Recuerda, además, que las bebidas con cafeína a partir de las 17 h, las cenas tardías, los ruidos y luces en el dormitorio (incluidos los ‘pilotitos’ de los aparatos electrónicos) alteran los ciclos naturales de sueño/despertar. ¡No lo olvides si quieres estar radiante este verano!

tecnicas-memoria2


Otros post de Adelgazar Sabiendo

Obesidad, exceso de vello y reglas irregulares: una relación indecente

¡No te obsesiones con los batidos!

¿Estás deprimida? Quizá es por tu dieta

 

|

Comentarios