mujerHoy

Vamos contigo al teatro

El blog de Pilar Ortega

Iphigenia-escena-9Koke-Mayayo-Pandemic-Films

Iphigenia no es una princesa

‘Iphigenia en Vallecas’ es de esas obras que apetece ver porque contiene en sí misma un denso y agitado cóctel de emociones en torno a una joven desheredada socialmente. Y nos lo sirve en bandeja una actriz que se deja la piel en escena. Hablamos de María Hervás. Ella es la responsable de que esta pieza esté recorriendo los teatros españoles. Y os cuento por qué.

Iphigenia-1

Hace tres años, la intérprete madrileña pasaba por un mal momento profesional que parecía no tener fin. No estaba muy optimista que se diga, hasta que un día se miró desde otra perspectiva –“esta chica se queja mucho”, pensó de sí misma- y emprendió un nuevo rumbo que le condujo, sin querer, hasta la obra ‘Iphigenia in Splott’ del galés Gary Owen. Una pieza, por cierto, que ganó en 2015 el premio al mejor texto en el Festival de Edimburgo.

Iphigenia-5

Así que María Hervás tradujo y adaptó el original como ‘Iphigenia en Vallecas’ y se puso en manos del director Antonio Castro Guijosa con el propósito de subirse al escenario y dar voz a quienes son silenciados. Porque éstos, dice la actriz, son los mismos que utilizan las sociedades para construir ese llamado “estado de bienestar” del que sólo disfruta un sector de la población.

¿Pero quién es Iphigenia? Pues no es una princesa precisamente. Ifi es una joven sin recursos que no trabaja, no estudia, no sabe qué hacer con su vida y sobrevive como puede con el poco dinero que le da su abuela. Mata su tiempo en la calle, a veces buscando líos y otras jugueteando con las drogas y el alcohol. Hasta que se enamora de un ex militar y siente que su vida puede dar un nuevo rumbo. Pero se equivoca, porque el novio (y los demás) ven en ella una barriobajera y una quinqui sin remedio. Y no van a valorar la bondad de su corazón ni su generosidad ni su sentido del humor.

iphigenia

Menos mal que se ha fijado en ella María Hervás. Lo hizo hace tres años, cuando decidió confiar plenamente en sí misma y remontar su mala racha profesional con Iphigenia. Con esta historia, dice la actriz, quiso callar a “esa chica que se quejaba tanto” y ponerla a disposición de esta otra chica, Ifi (Iphigenia), que tiene mucho que contarnos.

“Iphigenia en Vallecas”. Madrid. El Pavón Teatro Kamikaze (Embajadores, 9). Hasta el 27 de enero.


Además…

Cinco propuestas para llevar a los niños al teatro
Cinco razones para ver ‘Casi normales’

 

|

Comentarios