mujerHoy

Vamos contigo al teatro

El blog de Pilar Ortega

GSf_061016_483

‘El plan’, una historia de éxito (y de perdedores)


El plan’ es de esas obras que se subieron a las tablas con timidez, casi sin hacer ruido, y que en muy poco tiempo se hicieron con el favor de un público amplio. Y sigue en racha. Escrita y dirigida por el también actor, cantante y escritor Ignasi Vidal, nació en 2015 en La Pensión de las Pulgas, ese mismo año obtuvo el premio Godoff y creció, una temporada más tarde, en El Pavón Teatro Kamikaze, para emprender, después, una gira por los principales teatros de toda España.

GSf_061016_299

Es la historia de tres amigos desempleados -Paco, Ramón y Andrade-, que transitan, cada uno a su manera, por el lodazal de la crisis económica y que, un buen día, se reúnen en la casa de uno de ellos para urdir, precisamente, un plan.

Estamos ante un texto inteligente y divertido que disecciona las relaciones que se establecen entre ellos y que desvela la realidad que se esconde tras sus máscaras. Dicen los responsables del montaje que los tres amigos parecen haber salido de una película de Woody Allen, quizá porque no pueden esconder su inseguridad y sus obsesiones, pero el caso es que los protagonistas ponen en peligro la armonía que imperaba entre ellos antes de producirse este encuentro en el domicilio particular de Paco. Y es que un imprevisto doméstico (la avería de un coche) añade tensión a la cita y hace aflorar miserias escondidas y confesiones sin filtro.

GSf_061016_260

Los actores que encarnan a los amigos son Chema del Barco, Javier Navares y Manuel Baqueiro. Son capaces de pasar, con total naturalidad, de la risa al drama, porque encarnan a tres hombres que se encuentran metidos en una casi tragedia personal. En cualquier caso, los intérpretes nos lo ponen fácil. Nos hacen sentir la fragilidad de las relaciones personales y nos dejan con la sensación de que no sabemos, a ciencia cierta, qué significa verdaderamente la amistad.

GSf_061016_330

Paco es madrileño, Ramón es andaluz y Andrade, gallego. Son seres muy dispares pero, aún con su particularidad, podrían ser cualquier madrileño, cualquier andaluz, cualquier gallego o cualquier ciudadano de cualquier territorio español, porque encarnan las preocupaciones de la gente que vive con normalidad, que a veces se halla en dificultades, que lucha y que aspira a recuperar el estatus o el tiempo perdido. Hasta que un suceso no previsto nos conduce a un final inesperado.

Es una obra la de Ignasi Vidal -es la primera que sube a escena- que bebe de la calle, que derrocha ingenio, pasión y frescura, que habla de frente y que exhibe un problema tan preocupante como el del paro, que pone a tantas personas con el agua a la altura del cuello. Lo mismo que les sucede a Paco, Ramón y Andrade, hombres en la plenitud de la vida que de la noche a la mañana ven cómo su vida se tambalea al ser despedidos de la fábrica. Una pieza que tiene mucho de crónica social y también de crónica de sucesos. Cómica y dramática a un tiempo. Una historia de perdedores.

GSf_061016_466

Madrid. Teatro Marquina. Hasta el 11 de marzo.

 

 

 

|

Comentarios