mujerHoy

Vamos contigo al teatro

El blog de Pilar Ortega

OH-CUBA-12-web

‘Oh Cuba’: Lorca, poesía, flamenco y son

El 4 de marzo de 1930, Federico García Lorca dejaba atrás Nueva York para ponerse a soñar con Cuba en un trayecto que le llevó, primero, en un tren hasta Florida, y después, desde la ciudad de Tampa, en un vapor rumbo a La Habana. Tenía previsto permanecer en la isla caribeña sólo un mes, pero su estancia, pronto bañada por la pasión, la sensualidad, la luz, la creatividad y el amor, se prolongó. Y aquí estuvo durante, exactamente, 98 días. 

OH-CUBA-10-web

Este tiempo y este destino dejaron una huella muy importante en la biografía del poeta granadino y ahora aquellos días cubanos enmarcan el montaje ‘Oh Cuba’ que, dirigido por Francisco Ortuño, hace brillar la danza y la música no sólo del Caribe, sino también de su Andalucía natal, ambas enmarañadas y fusionadas de forma entrañable y poética.

Dos pulsos y cinco latidos arman el andamiaje de este espectáculo en el que Loles León evoca al duende del poeta. Ella nos trae aromas de La Habana, del malecón, de Dulce María Loynaz y de sus hermanos, de Nicolás Guillén, de Alejo Carpentier… Por unos días, la actriz aparca su papel de “Menchu” en la serie ‘La que se avecina‘ para recitar, e incluso cantar a ritmo de rap, los versos de Federico, con todo su perfume de palma y canela.

OH-CUBA-6-web

Merece la pena escuchar y volver la mirada a Lorca, ahora envuelto con fandangos y sones, mientras descubrimos que el poeta se encontró con una Cuba en crisis, gobernada por el populista Gerardo Machado, especialista en reprimir con dureza las manifestaciones y protestas de un pueblo herido.  Una de las más multitudinarias, con 200.000 trabajadores en marcha, tuvo lugar el 20 de marzo de 1930. El poeta estaba recién llegado, pero quiso sumarse a la movilización.

OH-CUBA-3-web

Son también los años del “negrismo”, un movimiento de agitación cultural que puso en valor las raíces africanas en la literatura y, sobre todo, la música cubanas. Por eso, hay tanto ritmo y tanta musicalidad, tanto son y tanto zapateado flamenco, tanto abanico y tanto mantón, tantas marimbas y tantas maracas, en este montaje en el que se mezclan las esencias andaluzas y las afroamericanas y caribeñas. La música es responsabilidad de Antonio Carmona y Diego Franco, pero la interpretan, al fondo del escenario, 10 músicos, algunos flamencos, otros cubanos, que se entienden a la perfección.

OH-CUBA-1-web

Fueron días felices los que Lorca pasó en La Habana. Por eso, este musical emana alegría de vivir. Cuentan que a Lorca le gustaba perderse por los garitos donde se tocaba y cantaba la música negra y que le fascinaba sumarse a la fiesta como uno de ellos. Lo que sí sabemos con seguridad, porque lo dijo el poeta al volver del viaje, es que “Cuba es un paraíso” y que allí  vivió “los mejores días de mi vida”. También manifestó su deseo de regresar a la isla centroamericana, pero la tragedia civil y su prematura muerte frustraron aquel deseo.

Por eso es una celebración bienvenida la de “Oh Cuba”, porque siempre es buen momento para sentir los latidos y el pulso del poeta, los de Federico García Lorca.

OH-CUBA-9-web

Madrid. Teatro Fernán Gómez. Hasta el 1 de abril.

Santander. Palacio de Festivales de Cantabria. 6 de abril.


Además…

La valentía de Emilia Pardo Bazán
Teatros Luchana: orgullo femenino en escena
‘EVA’ o el dolor como terapia

 

|

Comentarios