mujerHoy

Que así sea

El blog de Marian Frías y Gon Campos

Lugares de vacaciones para verano

El verano, a nuestro favor

“En lo más crudo del invierno, aprendí por fin que dentro de mí hay un verano invencible”. (Albert Camus)

¡Bienvenido Verano!

Ya estás aquí y es un gusto volver a tenerte cerca. Mucho se habla de ti y somos muchos los que te apreciamos, pero en ocasiones no somos conscientes de todas las potencialidades y oportunidades que nos ofreces. Conocer por donde sopla el viento, es fundamental para poder avanzar con menos esfuerzo, igualmente conocer los beneficios que nos aportas, puede ayudarnos a sacarte todo el partido que tienes para ofrecernos. Hay cosas que sabemos de ti, pero igual otras no tanto. Así que hoy y en este post he querido hacerte el protagonista. Gracias por tu luz y alegría.

Sin duda, en verano estamos más relajados, y tranquilos, se presentan ante nosotros momentos de descanso y de vacaciones. De manera habitual los niveles de estrés disminuyen, el descanso nos carga las pilas. Incluso trabajando, nuestro ritmo suele ser más calmado y muchos tienen el regalo de una jornada reducida. Los días son más largos e incluso en el peor de los casos, aún con muchas ocupaciones, los días de diario se convierten en menos rutinarios, seguro que cae tomar algo en una terracita o un baño en la piscina.

El verano nos ayuda a estar de mejor humor y mucho tiene que ver con estar más receptivos a hacer planes y a compartir tiempo con gente. De manera natural surge una actitud más receptiva a disfrutar. Es una estación que favorece la intimidad y el placer. Estos meses estamos más abiertos a tener encuentros eróticos. Tanto personas con pareja, como sin ella, confiesan que en verano tienen más sexo. Hasta los que nos les gusta el calor, hacen uso de ventiladores y aire acondicionado. Incluso, el sudor producido por el calor tiene sus beneficios, nos hace liberar toxinas, mejora nuestra circulación y limpia nuestra piel.

Gracias al sol, al calor y a los hábitos de vida que solemos tener, en nuestro cuerpo se dan los niveles más altos de testosterona – la llamada hormona del deseo-, aumenta la serotonina, -que afecta al estado de ánimo generándonos emociones de euforia y placer-, y aumentan las endorfinas, y con ello nuestra sensación de bienestar.

La presencia de estas hormonas influye en nuestro comportamiento, pero nuestro comportamiento también influye en ellas. Es decir, poner el viento a nuestro favor, es ayudar a nuestras hormonas como ellas nos ayudan a nosotros.

Cosas que hacemos en verano que nos ayudan a sentirnos mejor:

– Compartir planes.

– Actividades al aire libre.

– El agua, el mar, la montaña, y la naturaleza.

– Más horas de sol.

Ejercicio físico.

– Alimentarnos con más frutas y verduras.

– Cuidar nuestra apariencia física.

– Disminuir las horas de acción y aumentar las de contemplación.

– Escuchar música.

– Ropa cómoda y ligera.

– Caminar descalzos.

Estas actividades nos sanan en cualquier estación, pero sin duda el verano nos invita a ello.

¡Decido celebrar el verano: disfrutar intensamente de días soleados y noches estrelladas!

Marian Frías.

Playas, pueblos y rincones con encanto en España

Otros post de Marian Frías, en ‘Que así sea’…

 

|

Comentarios

Horóscopo diario: Signos del Zodiaco, Signos de los Famosos.
Del 23 de julio al 23 de agosto