mujerHoy

Espía en Hollywood

El blog de La espía

Premiere Star The Last JHi WarsH
Featuring: Lupita Nyong'O
Where: Los Angeles, California, United States
When: 10 Dec 2017

Lupita contraataca

Quedan cuatro días (con sus 96 interminables horas) para el estreno de Star Wars: Los últimos Jedi. Y para matar la ansiedad y hacer que el tiempo pase más rápido, ya tenemos fotos del pertinente estreno y la consiguiente alfombra roja en Hollywood Boulevard. Si fuera una competición, Lupita Nyong’o sería la ganadora indiscutible del evento, gracias a su estilazo innato y un vestido verde de Halpern (el nuevo diseñador de moda entre las estrellas) que combinó con pedruscos de Tiffany & Co. y estilettos metálicos de Jimmy Choo. Ya que en la película apenas la vemos (su personaje, Maz Kanata, es producto de la tecnología de captura de movimientos) Nyong’o se aseguró de acaparar la atención de los flashes y las redes sociales. Su control de la alfombra roja ya es legendario y su estatus de icono de moda crece con cada estilismo y cada portada.

De hecho, la edición norteamericana de Vogue acaba de dedicarle su cuarta portada en cuatro años. Todo un récord, especialmente para una actriz africana como ella. Quizá por eso, Anna Wintour ha decidido retratarla en pleno “más difícil todavía”: posando con un espectacular vestido de noche sobre una tabla de surf y manteniendo, al mismo tiempo, el equilibro en una clásica postura de yoga. Puede que la foto sea también una alegoría de su trayectoria en Hollywood.

Han pasado cuatro años desde que la actriz (hasta entonces una completa desconocida nacida en Kenia, hija de un senador y graduada en Yale) ganó su Oscar por su desgarradora interpretación de una esclava en 12 años de esclavitud. Desde entonces, se ha escrito mucho sobre su proyección como actriz y sobre si, pese a su talento, su belleza y hasta su potencial como marca (es la primera mujer africana en conseguir un contrato multimillonario con Lancôme) Hollywood le ha ofrecido todas las oportunidades que se merecía.

vests

Efectivamente, Nyong’o es una de las estrellas de Star Wars, pero curiosamente su trabajo consiste en prestarle los gestos a un personaje animado. También le puso la voz a la loba de El libro de la selva, pero entonces tampoco pudimos verla de cuerpo presente en la gran pantalla. Desde 2014, solo ha protagonizado una película convencional: La reina de Katwe, sobre una joven ugandesa jugadora de ajedrez. Es la triste constatación del problema racial que Hollywood arrastra desde hace décadas y que se ha hecho más evidente e inexcusable en los últimos años. Por si fuera poco, Nyong’o confesó hace unas semanas que ella también había sido víctima de los avances de Harvey Weinstein y compartió los detalles de un espeluznante relato en el que el productor la llevó a su propia casa, la condujo a su dormitorio privado, le ofreció un mansaje y terminó bajándose los pantalones antes de que ella saliera  por la puerta. Todo mientras sus propios hijos estaban en casa. Meses más tarde, lo intentó de nuevo. Esta vez en un hotel. Ella se negó; él le dijo que si quería triunfar en el negocio del cine, tendría que pasar por el aro.

Pero Weinstein ya es historia y la suerte (y las oportunidades) de Lupita están a punto de cambiar. De hecho, todo indica que 2018 podría ser por fin su año. Para empezar, será la estrella femenina de Black panther, la primera película de superhéroes con un reparto mayoritariamente afroamericano que llegará a las salas el próximo mes de febrero. Además, está en el pleno rodaje de una de zombies (Little monsters) y, según algunos rumores, podría ser una de las nuevas Ángeles de Charlie en el remake del remake de la serie de los 80. Y lo mejor de todo: la directora de culto Ava DuVernay prepara un proyecto en el que ella y Rihanna serán las protagonistas y cuya idea nació en 2014 en Twitter. Sí, en Twitter…

Rihanna y Lupita Nyong'o, en el desfile de Miu Miu

Todo empezó con una foto de ambas ejerciendo de fashionistas consumadas en la primera fila de un desfile de Miu Miu durante la Semana de la Moda de París. “Rihanna parece una estafadora de hombres blancos y Lupita, la mejor amiga experta en ordenadores que le ayuda a planear los golpes”, escribió una tuitera inspirando a cientos de usuarios de la red social a participar en el brainstorming sobre el guión imaginario de la hipotética película. Ellas mismas, también a través de Twitter, se mostraron dispuestas a participar y Ava DuVernay recogió el guante y empezó a mover los hilos. Tres años más tarde, el proyecto está sobre la mesa de Netflix y podría empezar a rodarse en 2018. Está claro que la hora de Lupita ha llegado. Esperemos que esta vez Hollywood le dé la oportunidad que se ha ganado.

|

Comentarios