mujerHoy

Escrito en las estrellas

El blog de Astrología, Horóscopo y Tarot

Virtudes y poderes de los cristales: La esmeralda

Los cristales son más que piedras y ornamentos. Desde tiempos remotos se han usado para curar enfermedades o para armonizar, estimular o calmar nuestra vida. Hoy hablaremos de la esmeralda.

Su nombre viene dado de una voz de origen semítico -pueblos que se establecieron en Mesopotamia y el Próximo Oriente- que significaba: brillante. En el Siglo XIX Víctor Hugo, bautizó con el nombre de Esmeralda a la heroína de su novela ‘Nuestra Señora de París’. Esta piedra preciosa, casi siempre de un bello color verde, fue muy estimada por su belleza durante toda la antigüedad. Era el atributo de la Deméter Griega, que los romanos llamaron Ceres, nombre cuya raíz etimológica significa: crecer. Eran diosas, de la vegetación, la fertilidad, y la abundancia siendo Deméter, por supuesto, la gran diosa maternal de la Tierra.

Poderes y virtudes:

La esmeralda fue también conocida como la piedra que concedía el conocimiento de los misterios, que favorecía la sabiduría y que otorgaba la iluminación a quien la llevaba. De ahí que se le atribuyeran los poderes que protegen contra todos los sortilegios, los maléficos y los demonios; por lo que es de suponer, resultaría bastante útil durante la antigüedad y la Edad Media.

Por otro lado, el gran sacerdote de los hebreos, Aarón, utilizaba las esmeraldas con fines adivinatorios. La esmeralda poseía también muchas otras virtudes benéficas para nuestros antepasados, y se creía realmente que podía aportar todos los placeres, toda la alegría y felicidad de la existencia. Incluso se llegó a decir que si se daba a beber molida a algún hombre ya no tendría poder de yacer con mujer.

Santa Hildegarda, llegó a decir que la esmeralda es muy poderosa y que puede contra toda debilidad y enfermedad humana. La esmeralda, es beneficiosa para frenar las dolencias de garganta. Esta piedra de asombrosa belleza es muy completa en sus poderes en donde brinda valor, coraje, memoria, amor sincero, seguridad, libertad, energía y orden. Mejora el tratamiento de los padecimientos cardíacos, tensión arterial, jaquecas y asfixia. Para llevar a cabo los trabajos de curación y meditación, esta gema, es magnifica. Es importante destacar que la esmeralda representa la exuberancia.

Para casos de peste, Santa Hildegarda recomendaba ponerse rápidamente en la boca una esmeralda y mojarla con su saliva, hasta que la piedra se caliente con la boca. Meterla y sacarla durante varias veces. “En poco tiempo la peste desaparecerá”. “La esmeralda tiene muchas aplicaciones que nos pueden mejorar, incluso llevando un colgante y llevarla al cuello es muy positivo. En general la piedra de la que estamos hablando no es necesario que se encuentre tallada, pero si queremos meterla en la boca o llevarla en la mano es más interesante que este pulida. Si la quisiéramos meter en la boca sería muy conveniente proveerla de una cadena para evitar que podamos tragarla*.

*(Estos extractos son sacados de las obras de Santa Hildegarda de Binguen)

Además…

Virtudes y poderes de los cristales

El Juicio Final

Del as al cuatro de bastos
El Mundo
Rituales de San Juan para conseguir prosperidad

|

Comentarios