mujerHoy

Escrito en las estrellas

El blog de Astrología, Horóscopo y Tarot

¿Sabes cuál es tu temperamento?

Los antiguos astrólogos ya lo sabían… Tu comportamiento no solo depende de si eres Piscis, Libra o Sagitario. Existen 4 temperamentos que tienen que ver con tu energía base.

Lo mismo te estás diciendo, qué pregunta más rara me hace esta mujer, y hasta te acuerdas de que tu madre dice que tienes un genio de agárrate y no te menees y que tus amigas te dicen que plantes cara a tu jefa que con ese carácter no vas a ningún lado, a ver si se aclaran, ¿no?

Pues el temperamento es una cuestión de carácter sí, como has intuido a estas alturas, pero no tiene nada que ver con pegar un puñetazo encima de la mesa de vez en cuando sino con, y me pongo un poco hierbas, tu energía de base.

Es un poco como cuando tu acupuntor te dice que se te acumula el Yin en los riñones, y tu pensando que era de llevar a tus hijos encima todo el día, y resulta que no, que vienes de serie con el riñón tocado.

Bien, pues como astróloga, sí, esto no te lo había contado por si salías corriendo en dirección contraria, pero es que la astrología tiene mucho que decir sobre el temperamento, y en consecuencia con tu comportamiento, pero no con si eres Piscis o Leo, sino con toda tu carta astral o lo que es lo mismo, como se veía el cielo en el preciso instante de tu nacimiento visto desde donde naciste,  pues esa foto nos dice mucho sobre cómo eres y hasta algunas cosas que te pueden sentar mal a la hora de comer. Esto está también relacionado con el temperamento.

Básicamente, dividiremos a las personas en 4 grandes grupos: Cólericos, melancólicos, sanguíneos y flemáticos.

Aunque he de decir que ninguno somos seres puros, con lo que hay un temperamento dominante siempre, pero otro que queda en un segundo plano.

Estos son algunos comportamientos típicos de cada tipo de temperamento.

Los coléricos son los que necesitan organizar a otros, si van de vacaciones te organizan el día a día, que hay que ver, dónde comer, posibles rutas, cuando tienen un problema con alguien se suelen enfrentar de cara, no se esconden y el éxito para ellas es ser reconocido como alguien competente.

Son puro fuego, por eso no les conviene el chocolate (lo siento) ni muchas especias, pues aviva su fuego, les va mal la leche, la  mostaza y la carne roja y les van fenomenal las duchas frías (bueno, si vives en Noruega puedes templar el agua un poco), la calabaza y el calabacín.

Los melancólicos necesitan aprender, son un poco ratones de biblioteca, muy intelectuales o muy artistas, aprender lo que la vida tiene de interesante es un éxito para ellas, cuando tienen un conflicto con alguien, si pueden,  intentarán no ver más a esa persona.

No les convienen las duchas frías ni el vinagre, por ejemplo. Les convienen los horarios regulares y no excederse en las actividades intelectuales que les pueden sobre excitar mucho e impedirles dormir.

Los sanguíneos adoran el sarcasmo, y si tienen un conflicto con alguien lo afrontarán dándole cera a través de un discurso inteligente, su concepto del éxito es vivir una vida extraordinaria llena de aventuras, recorriendo la India en bici o mudándose a vivir al campo, en un plan más de estar por casa.

Le conviene el pan de centeno, moderar la carne roja y los vegetales crujientes, en cuanto al ejercicio, importante que sea algo divertido y que no caiga en la monotonía, no lo soportan.

Los flemáticos son los que resultan más amigables de todos, si hay un conflicto tratarán de darle a la persona una segunda oportunidad y el éxito para ellas es vivir una vida pacífica y estable.

Les sientan mal todas las frutas ácidas como las naranjas que les pueden dar dolor de cabeza, no les conviene comer leche (y sus derivados) y vegetales en la misma comida, mejor distribuirlos en comidas distintas, les van bien los baños calientes.

Así que como puedes suponer a estas alturas, lo que te propongo es que escuches a tu cuerpo pues no todo sienta bien a todo el mundo, es una gran mentira que las duchas frías vayan fenomenal, sólo sientan bien a una porción de la población, los que son especialmente coléricos, o muy de fuego, si quieres que lo diga en palabras más comunes.

Mi propuesta es que tomemos conciencia de que no todas necesitamos las mismas cosas, ni a la hora de comer, ni de ninguna otra actividad, y esto, los antiguos astrólogos ya lo sabían, es muy poco conocido para el gran público, porque forma parte de una astrología académica que está muy alejada de las Aramis Fuster y similares y tiene mucho más que ver con la filosofía y el bienestar de lo que se piensa.

Por: Consuelo Inchaurtieta, fundadora de Horaprimaastrologa.com

|

Comentarios