mujerHoy

Sí nos da la vida

El blog de Lea Vélez

gran-depredador

El gran depredador

¿Cuántas veces miras el reloj? ¿Cuántas veces lo echas de menos si has olvidado ponértelo? Cómo pasan las horas cuando nos divertimos y qué lentas cuando la vida nos obliga a hacer algo aburrido. Si te fijas, el reloj analógico es un pequeño retrato de nuestro sistema solar. Una aguja que da vueltas, como la tierra da vueltas, sobre sí misma, alrededor del centro, que podría, perfectamente ser el eje de nuestra vida.

Y nosotros, damos vueltas alrededor del reloj, que da vueltas alrededor de su eje, que da vueltas alrededor del sol, haciendo kilómetros vitales. Y son vueltas, lo que damos, porque cada día repetimos las mismas rutinas, los mismos viajes, las mismas idas y venidas, para convertirnos en pequeños satélites de la esfera que llevamos atada a la muñeca.

Los relojes me fascinan y más, nuestra relación con ellos. Una relación en la que pocas veces reparamos, por natural, por imbricada en nuestro día a día. El reloj es el enemigo que siempre gana y al que necesitamos para motivarnos, para concluir tareas, para hervir un huevo, para batir un record.

El otro día iba con los hijos, en el coche, a esa hora del reloj en la que siempre estamos volviendo del colegio. Vimos una cigüeña y les dije lo que diría cualquier madre:
-Mirad, hijos, una cigüeña.

Llovía intensamente.
Dijo el niño de 10 años:
-Vaya un día que ha escogido para volar.
-Bueno, tendrá que salir a hace la compra. -le respondí.
-Ya, es cierto, los gusanos salen con la lluvia. No le queda más remedio que ir al supermercado de las lombrices.
-Para que luego nos quejemos las madres humanas. Su trabajo es peor.
-Oye, mamá, dime entonces… ¿cuál es el depredador de los gusanos?
-Los pájaros.
-¿Y de los pájaros?
-Los pájaros más grandes y algún que otro gato.
-¿Y cuál es el depredador de los pájaros más grandes?
-El hombre.
-¿Y del hombre?
-El hombre loco.
-¿Y de los pájaros y el hombre y del hombre loco y de todo en la tierra? 
-No lo sé. ¿Tú sí?
-Claro, mamá, el depredador de todo, es el reloj.


Además…

El amor es una droga
Mi hijo es el emoticono de la derecha
El día del padre pasado

|

Comentarios