mujerHoy

Miss Experiences

El blog de Inés Sáinz

Adiós Eurocopa

Eurocopa perdida y millones estafados

Vivir esta Eurocopa ha sido una vuelta a los orígenes, a cuando España no ganaba nada y nuestros chicos caían en octavos de final. Un clásico. A pesar de tener un himno pegadizo cantado por Sergio Ramos 😂😂😂, no estuvieron a la altura o no tuvieron suerte o hubo otros equipos mejores o con más suerte. Como sea, una pena.

De la final podría decir que lo más interesante para mí fue que se tratara de un duelo entre Portugal y Francia, pero no por motivo futbolero. Me resultó curioso, casi irónico, que hayan sido finalistas los dos países que nos abrazan geográficamente, como diciendo achuchemos al pobre campeón, que este año se nos queda sin honores. Así viendo los balones pasar por encima algo de gloria nos cae, total algunos de los jugadores que ganaron luego corren por nuestros campos cosechando goles y triunfos, especialmente el capitán de la selección portuguesa Cristiano Ronaldo.

¡Aupa España!

Pero al margen de la competición pura y dura, esta Eurocopa ha destacado por otro tipo de noticias que se han desencadenado alrededor del mundo del fútbol y que han despertado mi furia bloguista. Tengo la pluma (más bien la tecla) que echa humo, y no voy a dejar pasar la ocasión para soltar unas cuantas verdades.

El gran Del Bosque, que es un señor de los pies a la cabeza, abandona su cargo a pesar de tener un palmarés envidiable. Como entrenador: 1 Copa del Mundo, 1 Eurocopa, 2 Ligas de Campeones, 1 Copa Intercontinental, 1 Supercopa de Europa, 2 Ligas y 1 Supercopa de España; y como jugador 5 Ligas y 4 Copas del Rey. ¡Toma ya! Ya les gustaría a los Ronaldo de turno llegar a los 65 años con semejante currículo. Lo dicho, un señor que no solo gana títulos y pasea el nombre de España por todo el planeta dejando el pabellón bien alto, sino que encarna a la perfección los valores del deporte. Lástima que los jugadores en esto tampoco estén a la altura.

Y el otro tema que ha desatado la polémica, cuando ya todos creíamos que andábamos en temporada baja de fútbol: las ayudas ilegales de casi 70 millones de euros que han recibido de Europa algunos de los clubs de fútbol españoles más relevantes, como el Barça, Real Madrid e incluso mi Athletic de Bilbao. Este tema me indigna hasta el punto de que mi dermatitis se desborda.

Con esos millones que os han concedido en concepto de ‘ayuda’ en la contratación de talentos sin límite, señores del fútbol, algunos autónomos con ganas de sacar adelante nuestra empresa y poner nuestro granito de arena en el crecimiento del país, pondríamos a trabajar en condiciones muy dignas a los más de 3 millones de parados. O se podría pagar la factura de los que sufren pobreza energética durante años y años. O dar de comer a diario a todos esos niños a los que les falta la alimentación básica… Y así podría seguir horas y horas con una lista interminable de propuestas en las que invertir dinero de manera legal y solidaria que ellos ni se han planteado, ni siquiera hacer una mínima contribución al tema. Eso sí para estafar, deber y pedir ayudas ilegales no tienen ningún escrúpulo.

Yo confieso que he seguido la Eurocopa de refilón, ya apenas tenía interés antes de que empezara el mal juego/mala suerte de nuestra selección y todos estos temas tan bonitos. Me vi con el enano el primer partido de España, con caras pintadas y banderitas en alto, porque ya le está entrando la afición. Pero tengo toda la intención de que idolatre a personas como Del Bosque, aunque no sea joven con tatuajes y un corte de pelo molón, y no a gente como Messi, que junto a su padre nos ha estafado a todos los españoles 4 millones de euros, ni más ni menos. Y nosotros aún encima gastándonos una pasta en su merchandising, venga a comprar camisetas con su nombre escrito en la espalda y a gastar dinerales por verlo jugar en directo, sea donde sea. Estoy segura de que a su paso por la cárcel sacarían camiseta especial a rayas y sería el best seller de la temporada… De vergüenza.

¡Muaka!

Pero los niños son así, adoran a sus ídolos porque sus amigos y padres así lo hacen. Yo sinceramente prefiero los valores de los deportes minoritarios y la gestas de equipos pequeños con presupuestos mucho más modestos, como suelen ser los femeninos. De nuevo aprovecho para lanzar un Aupa!! a mis Leonas Campeonas de mi Athletic de Bilbao femenino, ganadoras de la liga nacional por quinta vez consecutiva este año.

Luchar contra el deporte rey es complicado, pero la honradez tiene que estar siempre por encima de aficiones y sentimientos futbolísticos. Ahora comienzan los Juegos Olímpicos y puede ser un buen momento para que los pequeños descubran disciplinas nuevas y vean que hay deportes divertidos más allá de darle unas pataditas a un balón, que últimamente el mayor mérito que tiene no está precisamente en el campo sino en las tiendas, en las cifras astronómicas que deja a los clubes la venta de camisetas.

Sigue siendo el deporte rey

…Y no os perdáis algunos de mis anteriores post:

|

Comentarios