mujerHoy

Miss Experiences

El blog de Inés Sáinz

01_20160810_MissExperiences_32_Crueldad de tallas

La crueldad de las tallas

La semana pasada os contaba mi compañera bloguista sus avatares con el control de peso, problemas que yo reconocía no tener por una genética amable y una facilidad pasmosa para mantenerme en línea. Sin embargo, tengo otros problemas distintos relacionados también con las tallas, aunque no lo creáis. De hecho, ni os los esperáis… Con ello, ¡se abre el debate bloguista de hoy!

Hace poco sufrí un enorme bochorno en un probador que me dejó roja como un tomate en el momento, pero a toro pasado me puso roja encendida por dentro. Me probaba un pantalón talla 36 y, pues mira, me quedaba sueltecito. Así que pedí una 34 y la mirada asesina de la dependienta junto a un comentario desafortunado y de mal tono fue suficiente para dejarme en shock y conseguir torcerme la tarde. Que no es una competición ¡por el amor de Dios! No descarto que la muchacha tuviera un mal día y pagase con mi minitalla toda su frustración laboral, personal o amorosa, pero oye que hay mucha gente que ataca en frío con el mismo tema y saben muy bien lo que se hacen.

Reconozco que mi gusto particular pasa por una estética extra delgada, como ya os comenté en el post anterior, pero eso es un gusto personal por el que no discrimino ni machaco a nadie, porque me gusta estar delgada yo, para los demás no tengo ese filtro. Es autoexigencia o autocomplacencia, como queramos llamarlo, pero esa es mi zona de confort, con la que yo me siento a gusto y feliz, y que además se corresponde con un proyecto de vida saludable, con un buen patrón de nutrición y ejercicio frecuente.

02_20160810_MissExperiences_32_Crueldad de tallas

Foto de hace 16 años, ni más ni menos

Cada uno tiene la suya, y por supuesto tantas cabezas tantos sombreros. Ahí coincido con mi reciente descubrimiento en RRSS, la maravillosa comunidad Mujer Orquesta al Aparato (MOA), liderada por Marian Alonso. Por favor, si no la conoceis entrad en sus perfiles, que para mí es amén a todo lo que dice. Es una madre trabajadora y emprendedora con gran experiencia en la vida y una actitud envidiable, experta en la multitarea en la que muchas nos identificamos. De ahí lo de mujer orquesta, y es que ella no da puntada sin hilo.

E hilando con la zona de confort 😏, ella afirmaba recientemente estar feliz y a gusto con su talla 42, por lo que si no existen problemas de salud ni sobrepeso por medio ¿por qué andar siempre con dietas y obsesiones innecesarias? Mi Mary, por ejemplo, está bajo supervisión de Nutrimedic porque no se encontraba bien con ese aumento de peso que lleva sufriendo unos años. Ni estaba en un punto saludable ni estaba ella conforme con su peso. Pero ambas lo comentamos al ver ese vídeo de MOA, no pretende bajar a la talla 38 porque esa no es su zona de confort, sino simplemente volver a estar saludable en sus vaqueros de la 40, marcando ese culazo que tanto me gusta a mí en ella (y a su marido Jaime ni te cuento…😜).

Cada una debe encontrar su zona de confort, ya sea la 40 de Mary, la 42 de MOA o mi 34, y tomarnos más en serio las críticas hacia los demás por cuestiones de peso. Porque yo lo he sufrido, he estado en el punto de mira tanto por adelgazar como por engordar, que cuando gané mis buenos 12 kilos tras el año de reinado de Miss España me llovían las críticas y chanzas, a pesar de seguir siendo la misma Inés que antes de ser coronada belleza nacional del año. Y aquí introduzco otra variante en el debate, ¿por qué hay gente cruel sin razón aparente con una mujer que ha ganado un concurso de belleza? ¿O con las famosas que pierden o ganan peso de una forma notable? Hay casos muy recientes como el de Diane Kruger, Jennifer Aniston, Renée Zellweger… Todas ellas se sienten acosadas por presión social hacia su figura. ¿Por qué la base de nuestra sociedad consiste en juzgar a los demás por su aspecto físico? ¿Eso no es discriminación? ¿Dónde está escrito que las guapas y esbeltas sean peores personas o estén menos preparadas para un trabajo? Y por supuesto con un Y VICEVERSA como la copa de un pino para el caso contrario.

03_20160810_MissExperiences_32_Crueldad de tallas

Junto a mis amigas Elsa y Arancha, dos bellezones que comparten este problema

Sorprendentemente los únicos problemas de discriminación por mi físico a los que me he enfrentado no se han dado precisamente entre mis compañeros del mundo de la moda, que tan superficiales parecemos ser, sino que procedían de CEO’s varios, secretarias, abogados y clientes con egos desmesurados que me veían como un simple florero. En uno de mis primeros empleos, el director comercial no paraba de hacer comentarios sobre mi aspecto, le faltó tocarme el culo. Era muy desagradable. Se lo conté en confianza a mi jefe y su respuesta fue: tú deberías estar acostumbrada. Pues no. Ni lo estaba, ni lo estoy ni lo estaré. No estaré conforme hasta el final con actitudes así.

Porque aquí una servidora ha llevado prendas desde la 34 a la 44, y el único elemento que cambiaba era la talla de mi fondo de mi armario, todo lo demás seguía igual. Mi familia me quiere incondicionalmente, mis amigos se portan como lo que son y si el resto del mundo no me acepta como soy no me supone ningún problema, siempre que yo esté conforme con mi estatus. Mi amigo Vicente, al que conozco desde hace más de 20 años, antes de ganar concursos de belleza de ningún tipo me dijo: “Querida, lo tuyo no tiene ningún mérito… es cuestión de genética”. Grabado se me quedó. ¿Qué culpa tengo yo de que mis padres sean dos bellezones con tipazo durante toda su vida?

04_20160810_MissExperiences_32_Crueldad de tallas

Mi familia de genética bella y esbelta ☺️

Pues pago por ello. De antemano muchas personas me prejuzgan como tonta y frívola por haber sido Miss y mantener el tipo. No os imaginais cómo psicólogas sociales, jueces, abogados, profesoras y clientes (casi todas ellas mujeres, la verdad) me han ninguneado o menospreciado simplemente con verme, sin conversación mediante, quizá porque se sentían agredidas por “no_sé_qué” ¿altura? ¿talla? ¿masa capilar? ¿cutis con pocas arrugas? ME_NO_ENTENDER, pero daño hace.

También te puede interesar

 

|

Comentarios