mujerHoy

Miss Experiences

El blog de Inés Sáinz

Matarraña, una comarca idílica

Matarraña, la comarca más bonita de España

Tenía pendiente desde el pasado invierno visitar a uno de nuestros clientes, que está ubicado en una de las comarcas más bonitas de España, la del Matarraña, considerada por los expertos como la Toscana española por su rico patrimonio y sus paisajes. Se planteaba como una mezcla perfecta de trabajo y placer para el último viaje de verano. Todo pintaba estupendo hasta que… surgió la Inesada: me desperté con unas fiebres horribles sin venir a cuento, y que me han traído por el camino de la amargura durante estas últimas semanas.

Como ya estaba todo organizado, me arrastré como pude hasta el AVE, y en Zaragoza me recogió cual trapo el buen novio. De ahí hasta llegar hasta nuestro alojamiento nos esperaba hora y media de viaje por carretera nacional, ya anocheciendo y con mis ojos febriles que veían más alucinaciones que paisajes bellos. Por supuesto tuvimos que perdernos, como dice el manual del viajero, hasta llegar a la Hospedería Virgen de la Fuente, un lugar de placentero relax que me supo a oasis en medio del desierto.

Mi visita estuvo marcada por una inoportuna 'Inesada'

La hospedería es un sitio tranquilo y acogedor con solo cinco habitaciones, así que el ambiente es muy familiar. Tanto que Irma, la propietaria, estaba al tanto de nuestro periplo con fiebres y pérdidas incluidas y nos estaba esperando para cenar con el ibuprofreno en la mano. Tan cariñosa ella que me preparó un puré y una tortilla, que me supo a gloria mientras veía cómo el buen novio se zampaba sin reparo alguno una escalibada y una generosa ración de secreto a la brasa, que por la cara que ponía debía ser una delicia 😟

Al día siguiente al menos me encontraba con algo más de fuerzas para conocer a Evelyn y visitar con ella el laboratorio donde con tanto mimo elaboran los cosméticos de MATARRANIA. Conocer de mano de su creadora cómo son sus fórmulas, las maceraciones, selección de ingredientes… Es todo un privilegio. Ellas mismas recogen las plantas en primavera y las ponen a macerar en aceite de oliva. A partir de ahí, elaboran sus jabones, aceites, sérums y cremas. La producción es tan pequeñita que prácticamente se puede considerar cosmética fresca, hecha al momento de forma totalmente artesanal. Con lo apasionada de la cosmética que soy yo, salí de allí aleccionada y encantada. Porque además esta marca me fascinó desde el momento en que la descubrí por su carácter artesanal, bio y sostenible, un proyecto admirable de principio a fin.

Los productos de Matarrania cada vez me apasionan más

Tanto Evelyn como Irma nos dijeron que el mejor plan era perderse por los pueblos cercanos como Valderrobres (capital de la comarca), La Fresneda o Beceite, porque en el estado que estaba yo no podía plantearme hacer ruta de senderismo de ningún tipo. Con 35º y cascando toda la solana en la cabeza no era lo más indicado para mis fiebres extrañas.

Pero para los que os animeis a visitar la zona y no os pille enfermos, tenéis rutas de todo tipo para hacer andando, en bici o a caballo. También hay planes para niños, como Dinópolis, y mucha historia cultural para que conozcan el rico patrimonio de España. La misma hospedería cuenta con un santuario del siglo XIV y un claustro donde puedes picar y tomar muy agradablemente un vino de la tierra.

¡Visitad Matarraña y contadme!

Así que seguimos sus consejos al pie de la letra y nos dedicamos a visitar la zona próxima, a disfrutar de sus impresionantes paisajes y sobre todo a descansar. A la vuelta, con un poco más de fuerza y sin tanta fiebre, nos dio tiempo a hacer una parada técnica en Zaragoza. Lo justo para felicitar a nuestro querido Toño por su nuevo puesto de la AJE, que el finde había sido intenso y teníamos que volver prontito y con fuerzas para afrontar la época fuerte de trabajo que nos esperaba.

 

|

Comentarios