mujerHoy

Miss Experiences

El blog de Inés Sáinz

¡41 añazos!

A por los 50 y más allá…

Sí, ayer cumplí 41 años. Durante un largo y fatídico año he conseguido superar el trauma-shock de los 40 y me encamino a los 50 con toda la entereza posible y sin ningún miedo, porque he conseguido que el temor a envejecer se convierta en una forma de vida sana y saludable. Una healthy life en toda regla, porque del healthy mood no me apeo ya ni de broma, vasca que no soy…

Ante los temores hay que actuar. Eso me propuse seriamente el día que me senté a pensar en quién soy y en quién me quiero convertir. Envejecer ya no es solo ver pasar el tiempo, sino crear un estilo de vida que nos encamine a un estado general de cuerpo y mente sano y saludable, pero sin perder nuestra esencia.

Cada vez hay más mujeres de 50 años estupendas, magníficas, elegantes… y todo siendo ellas mismas. Monica Belluci, Julia Roberts, Aitana Sánchez Gijón, son auténticas señoras que igual lucen joyones y Versaces que vaqueros y deportivas. Y creo haber dado con la clave: menos es más. En nuestro armario, en nuestro ritual de belleza, en nuestra dieta, en nuestras propias costumbres, en nuestro bolso y hasta en las cosas que decimos y hacemos. Volver a lo esencial.

Algunas de mis referentes

En el armario: menos tendencia, menos diseños extravagantes, menos estampados efímeros de una temporada y colores estridentes, menos cantidad y mayor calidad. El negro es nuestro mejor aliado. Junto a él prendas básicas como una camisa blanca, acompañadas tan sólo por algún que otro guiño de tendencia o algún capricho trendy que no haga otra cosa más que potenciar nuestra imagen personal. Nos conocemos y sabemos sacarnos el mejor partido, aún en plan casual. Un vaquero y una camiseta blanca o negra, apuesta segura hasta la sepultura.

En rituales de belleza y dietas de mantenimiento: menos experimentos, que a estas alturas ya hemos probado casi todo y sabemos qué nos va bien. Y al margen de retoque aquí retoque allá, lo esencial es conseguir estar bella por fuera empezando desde dentro. Una alimentación equilibrada, un poco de ejercicio físico a diario y mucha paz mental deben ser nuestro mantra. Eso y menos tabaco, menos alcohol, menos grasas, menos alimentos hiper-mega-procesados, menos cantidades en el plato… Somos lo que comemos, sin más.

¡Menos es más chicas!

En cuanto a nuestras costumbres y nuestro día a día, menos de todo, amigas. Seleccionemos las batallas que realmente merecen la pena: menos disgustos, menos berrinches, menos gritos y menos estrés por motivos que realmente no son lo suficientemente importantes como para restarnos años de vida y añadirnos canas en la melena. Con la justa dosis de seriedad, educación y templanza podremos evitar unas cuantas arrugas y alguna que otra úlcera.

Somos señoras, sí, y ¡qué señoras! Ya quisieran las generaciones anteriores haber podido contar con tal cantidad de recursos como nosotras tenemos ahora. Tenemos una imagen consolidada y un gran futuro por delante que, lejos de asustarnos, nos anima a perseguir día a día ese ‘Menos es más’. Así que recordad: Cuanto menos peso llevemos encima más fácil será el camino y más disfrutaremos de esas nuevas vistas que nos esperan en la cima.

He dicho 😜

¡A por los 50!

Y no te pierdas mis anteriores ‘cositas’ 😉

– Matarraña, la comarca más bonita de España

– Sin bragas y en directo 😱

– Nuestro pequeño ‘Cuerpo de Élite’ de la belleza

|

Comentarios