mujerHoy

Miss Experiences

El blog de Inés Sáinz

¡Mis básicos otoñales!

Básicos imprescindibles para el otoño 2016

Parece que por fin llegó el otoño, o el invierno, yo ya no lo sé… Con estas estaciones crucero que tenemos ahora es para volverse loca con la organización del armario. Sobre todo con este tiempo inestable con el que un día estás en manga corta y al otro con gorro y bufanda viendo caer copos de nieve. Porque… No fui yo la única que vio nevar ayer, ¿¿¿verdad??? Fue alucinante la rapidez con la que empezaron a caer copos de nieve como puños, y la velocidad con la que desaparecieron como por arte de magia. De verdad que por un momento creí que sufría alucinaciones.

En tiempos imprecisos como estos, mi opción siempre es tirar de básicos y vestirme cual cebolla. Al final es cuestión de optar por la multicapa o de tener un vestidor enorme para poder almacenar todo tipo de modelitos. Va a ser la primera opción, muerte por capas. Y para hacerme con las fichas de juego apropiadas, tengo muy clara mi lista de prendas imprescindibles de la temporada. Ahí va 😉

– El trench o gabardina de toda la vida. Este año me tocaba renovación, y he pasado un mes entero desesperada por encontrar una buena, bonita y barata. Al final recurrí a ASOS, que siempre tiene lo que busco. ¡Es todo un filón! Lo ves, lo compras y en unos días lo tienes en casa, y si no te cuadra lo devuelves en un tris gratuitamente. Es la evolución absoluta de tienda online, larga vida a ASOS. En cuanto me llegue os la enseño 😉

Esperando como agua de mayo mi nuevo trench

 

– Un cardigan, o chaquetilla de toda la vida. Que lo que nos gusta un anglicismo en el tema moda… La llevas siempre en el bolso porque sabes a qué hora empiezas pero no a qué hora acabas, ni dónde ni el tiempo que hará a esas horas. Uno negro sencillito te saca de cualquier apuro.

– Un cuello suavecito y calentito ☺️  Toda madre aprende que la temperatura corporal está en la nuca, por lo que con nuca abrigada temperatura controlada. Los cuellos han sido un gran descubrimiento para mí, porque por muy torpe que seas solo tienes que enrollarlos. Con eso doy carpetazo a la poca gracia que tengo para manejar bufandas, echarpes y pashminas varias.

Calzado apropiado y cómodo. El mundo zapato como siempre es el drama de todo armario femenino, al menos del mío. Debo decir que hace años me aficioné a las Ugg y no bajo del burro. Las tengo de varios modelos, incluso unas aptas para días de lluvia. De verdad, es una inversión que merece mucho la pena. Entre eso, un par de deportivas y unos botines planos llego hasta la próxima temporada. Lo que está claro es que yo para el día a día no me subo a un tacón ni por asomo.

Ropa interior. A la parte de lencería ya le dediqué un post entero compartiendo con vosotros mi eterna lucha con el cajón desastre   Pero es que además tengo el mismo drama con los calcetines. Me rechifla cómo algunos hombres combinan de manera original calcetines y corbatas. He visto mezclas súper arriesgadas y siempre les quedan bien. Ahora, intento hacer yo lo mismo y me veo ridícula. Este año a ver si me atrevo con unos cuantos pares que me han regalado los chicos de Sock Market, una tiendita monísima de Chueca solo de calcetines. A ver si así aprendo a vestirme por los pies.

Mis nuevos calcetines molones de Sock Market. Fotos de mis ‘piesInes’ por Tu Guía de la Moda.

 

 

– Y terminando por la cabeza, pues un cubre ideas. Si hay una prenda que me parece perfecta para el otoño son los gorros y sombreros. Pero sobre todo los borsalinos y todo ese tipo de sombrero de corte tradicional, masculino, muy de peli de intriga. Qué lujazo sería tener uno de cada para según qué ocasión… Pero de momento me consuelo con encontrar uno que lucir dignamente y cubrir bien las ideas, que en el momentazo laboral en el que estamos no me puedo permitir el lujo de que se me escape ninguna.

|

Comentarios