mujerHoy

Miss Experiences

El blog de Inés Sáinz

¿Es o no es elegante un turbante?

No hay nada más elegante que un turbante

Foto de Valero Rioja en la fiesta Tiffany

 

El pasado jueves tuvimos la suerte de celebrar junto a los amigos de Tiffany el día de Acción de Gracias. Por supuesto, había que vestirse para la ocasión y con un dress code de los que me gustan a mí, sencillo y claro: algo brillante. Gracias chicos!!! Y mi amiga Carmina, siempre divina, ahí que se plantó de negro riguroso con un turbante brillante, que he de decir que fue la joya de la fiesta, con todo el respeto al resplandor de Tiffany.

Pero es que el turbante dio mucho juego, de verdad. Todo el mundo se lo quitaba, se lo ponía, se hacía fotos con él. Mi Carmi con santa paciencia se lo dejaba a todo el mundo, quedando continuamente la pobre despeluchada y con los pelos de punta de la electricidad estática. Pero estaba en su salsa, ella, presumiendo de sus Tocados by Carmina, dando clases de visagismo al personal y mostrando la manera correcta de lucir turbante de manera elegante. Vamos, que sin haberlo planeado me sale todo en pareado

Carmina por naturaleza tiene un toque especial a la hora de colocarlos. Consigue ladearlo de tal manera que todavía favorecen más. Aunque conmigo lo tiene complicado, ¡tiene delito! Pero por la forma de mi rostro, que es alargado, no me queda tan bien como a las personas que tienen el óvalo de la cara más redondo o cuadrado. Por ejemplo, a las bajitas con este perfil facial les estiliza y les hace más altas.

Me apasionan los turbantes, ¿no os lo había dicho?

Ahora que se lleva tanto abrir el baúl de los recuerdos y rescatar viejas glorias vintage, deberíamos desempolvar el uso del turbante. Grandes iconos de la moda y del cine de los 50 y 60, , como Grace Kelly y Audrey Hepburn, tienen un buen álbum de fotografías luciendo turbantes. Y con qué estilazo, oye. Si eres fan del glamour de estas maravillas de la humanidad no dudes en seguir sus pasos y buscar el turbante que mejor se adapte a ti. Los hay que cubren totalmente la cabeza, también semi-turbantes o en plan diadema. Además el juego con tejidos y colores añade un plus para conseguir el protagonismo que se busca. Eso sí, si llevas turbante no optes por look extravagante

Buscando referencias actuales, nuestra ídola en cuestión de turbantes es la Jequesa de Qatar. Muero de envidia al ver cómo los incorpora en sus estilismos. Por lo visto tiene un pelo larguísimo del que se ocupa personalmente nuestro querido Eduardo Sánchez. A todo esto, os cotilleo que la Jequesa le ha llegado a enviar a Eduardo un avión privado para llevarle hasta allí y ocuparse de su melena, que debe ser espectacular. Pero Eduardo es muy discreto y no he conseguido sacarle más detalles.

Distintos diseños de turbante de Carmina Barrajón

Turbantes de Carmina Barrajón para My Dresser-In

 

En fin, que creo que los turbantes son un complemento precioso y que nunca pasan de moda. Lo puedes llevar a una boda, a una cena, a un evento… Incluso ahora en invierno puede ser tu opción contra el frío si eliges un modelo sencillo de terciopelo. Es una pieza que favorece tanto si tienes el pelo largo o corto, y fácil de combinar con todo tipo de prenda. Si no lo has decidido ya por ti misma te lo digo yo: pon un turbante en tu fondo de armario si quieres conseguir un estilo legendario.

 

…Y más de mis Inesadas, aquí 😉

– El valor de ser solidaria

– Muerte por eventos: El drama del ‘photocall’

– Dieta de otoño, ¡a por la Vitamina C!

|

Comentarios