mujerHoy

Miss Experiences

El blog de Inés Sáinz

03_20170301_72_Donaciones_00

Donaciones son bendiciones

Hoy ha sido un gran día, me he convertido en donante de médula. Ya llevaba barruntando el tema de hacerme donante desde hacía tiempo y la noticia del fallecimiento de Pablo Ráez ha acabado por animarme. Así que ni corta ni perezosa esta mañana me he plantado en el Hospital de la Princesa y he cumplido mi misión.

03_20170301_72_Donaciones son bendiciones_01

Además tenía pendiente donar sangre, compromiso que cumplo con regularidad desde que me enteré que era donante universal. Como buena vasca, mi grupo sanguíneo es el 0(-) 😉 Durante el ratito que he estado con la extracción, por supuesto he abrasado a preguntas sobre la donación de médula a Yolanda Magan, enfermera adorable al frente de otra legión de enfermeras adorables, sobre la donación de médula.

03_20170301_72_Donaciones_02

Os resumo lo más importante para que perdáis el miedo y os suméis a la causa. El proceso es muy sencillo. Lo más rápido es acudir a un hospital donde tengan banco de donaciones, rellenas un formulario, te hacen un mini pinchazo en el dedo y una pequeña extracción de dos tubitos de sangre que ya os digo que comparado con los 500ml de la donación de sangre no es ná. En Madrid los hospitales son el Gregorio Marañón, La Princesa y La Paz. A cualquier hora del día porque están de 8h30 a 21h30 de lunes a sábado. Así que no hay excusas por problemas de agenda o disponibilidad.

03_20170301_72_Donaciones son bendiciones_03

Los datos del donante y tu tipaje HLA (indicador que el que se mide la compatibilidad) se archivan en un banco mundial de donantes voluntarios que gestiona la Fundación Josep Carreras, con lo que nuestros receptores pueden ser ciudadanos de cualquier país. A partir de entonces, un buen día te puede sonar el teléfono porque existen indicios de compatibilidad y entonces con tu consentimiento te hacen un análisis más completo. Si se confirma que el receptor tiene un tipaje con altos indices de compatibilidad, se sigue adelante el proceso de extracción de las células madre. Aquí nos puede entrar un poco de susto pero seguro que se pasa volando si pensamos en la alegría que tiene que sentir tu receptor en algún lugar del mundo. No preocuparse, nada de pinchazos en la columna. Hay dos métodos para hacerlo, con anestesia o sin anestesia. Los vascos ya sabéis que somos más de pasar los tragos sin anestesia pero conviene leerse el folleto para ser conscientes de los efectos secundarios 😉 IMPORTANTE verse este vídeo.

Yolanda me ha contado que esta donación puede curar no sólo leucemia, sino más patologías. No hay gente más compatible que otra como puede pasar con los grupos sanguíneos y la identidad del receptor siempre es anónima aunque a veces se puede llegar a saber si es un hombre o una mujer, o una edad aproximada.

03_20170301_72_Donaciones_04

 

Solo me queda dar las gracias a las simpáticas enfermeras que me han recordado a mi querida Mariani y sus hermanas, que tienen la vocación en la sangre y desviven en los hospitales. Tan amables que ¡me han regalado una tarjeta de descuento para el parque de atracciones! Por cierto como no podía ser de otra forma hemos tenido inesada. Con el lío de la despedida, la cámara de fotos, las anotaciones, el ticket para mi bocadillo y demás papeles… ¡¡me he llevado el formulario para la Fundación Carreras a casa!!

|

Comentarios