mujerHoy

Miss Experiences

El blog de Inés Sáinz

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Le Rhöne, el corazón de la alta relojería suiza

En octubre os conté mi viaje al corazón de la alta relojería Suiza de la mano de LE RHÖNE, marca para la que trabajo desde hace años y que conozco bien desde sus orígenes. Pues bien, esta semana es una de las más importantes del año para todos los que trabajamos en el sector del lujo y de la relojería porque se celebra Baselworld, la feria de relojes más importante del mundo.

Este año nosotros ya no éramos los nuevos. Los dos años anteriores habían servido de ensayo para en esta edición, acabar de conquistar las muñecas y los corazones de los más entendidos. Mientras los responsables de la firma tienen una agenda que echa humo para atender prensa y clientes en nuestro stand, yo estoy en España con el miedo en el cuerpo ante la inesada de turno: que mi móvil se desintegre por aquello del maldito karma, que haciendo malabarismos con la conciliación y la activación de las campañas en los medios sociales, todo puede pasar.

03_20170329_78_corazonaltarelojeria_01

En 2013 los dos fundadores de LE RHÖNE, crearon la marca inspirados por su pasión por el lujo, la exigencia, la creatividad y la audacia. Ambos, con una extensa experiencia en el sector, combinan a la perfección el conocimiento de la precisión, junto con una visión original de la relojería. Ellos me cuenta que, las piezas de LE RHÖNE van dirigidas al «troublemaker» que se esconde en cada uno de nosotros, a quien tememos tanto como amamos, a quien envidiamos no por lo que posee sino por lo que es: libre y pleno actor de su vida.

Su primer diseño, el Road Racer, está inspirado en los pony cars americanos de los años 60 pero ahora han ampliado su porfolio con dos nuevas colecciones incluyendo por ejemplo, un Doble Tourbillon Volante. En cualquier caso tengo claro que lo que distingue a LE RHÖNE del resto de las grandes manufacturas suizas, es que la marca invita a sus clientes intervenir en el proceso de fabricación de la pieza, ofreciendo una gran modularidad de materiales y acabados. Este proceso de personalización se realiza dentro de una fase de tiempo muy reducida, de manera que cada reloj se convierte en el reflejo de quien lo lleva puesto.

03_20170329_78_corazonaltarelojeria_02

 

La pieza que a mi me ha robado el corazón y mira que me considero una persona discreta ya que no suelo llevar ni joyas ni abalorios, salvo unos diminutos pendientes que me regaló el buen novio; es este impresionante diseño de la colección Hedonia, con 236 diamantes en el bisel y 233 en la esfera. 469 diamantes, ni uno más ni uno menos.

Con esto solo me queda agradecerles su confianza en mi todo este tiempo y desearles lo mejor en esta nueva etapa. ¡¡Larga vida a LE RHÖNE!!

|

Comentarios