mujerHoy

Miss Experiences

El blog de Inés Sáinz

04_20170503_83_Un recuerdo-elmejor-regalo-de-mundo_00

Un recuerdo, el mejor regalo del mundo

Nada como un recuerdo para agradecer a las personas que quieres, su amor, su apoyo y su comprensión, y una madre tenía que ser la primera. Yo he descubierto que a la mía, regalarle fotos es un acierto seguro, fácil y muy económico (que eso ella también lo valora). No se descambia, no necesitas conocer su talla ni su gustos olfativos y lo mejor de todo, es un recuerdo para toda la vida.

Teniendo en mente algo tan sencillo como esto, Kérastase lleva años poniendo en marcha una acción que suele ser la envidia de mi profesión. Con motivo del día de la madre, invitan a un grupo de editoras de belleza e influencers a una sesión de fotos “Madres e Hijos” con Antonio Terrón, uno de mis fotógrafos favoritos, que dispara las producciones de belleza más espectaculares que veis habitualmente en los medios impresos. Después te regalan la foto en papel y te mandan varias más en digital et voilá, ya tenéis tu hijo y tú, un recuerdo para toda la vida. Este año yo he tenido la suerte de participar con el pequeño Mateo y como diría Fabebook, me siento afortunada ☺

04_20170503_83_Un recuerdo-el-mejor-regalo-de-mundo_01

La invitación ya veis que aconsejaba uno de los dress code básicos para este tipo de imágenes: jeans + camisa blanca. No falla. Bueno, no falla a nadie menos a mi. Si hay una camiseta, camisa o sucedáneo, que Mateo NO tiene en el fondo de armario es una blanca. ¿Para qué? Si va a terminar con mil lamparones. Así que me tocó salir corriendo a comprar una básica de 3€ en el último minuto.

Le expliqué al enano que iba a ir al trabajo de Mami (él piensa que mi trabajo es probar cremas) y que se tenía que portar bien. Llegamos a las oficinas de L´Óreal, no acababa de entender de que iba la película y observaba. Cuando se abrieron las puertas del ascensor en la planta de la Academia, y vio un montón de gente, un recibidor con globos, chuches, niños por doquier, madres y equipo corriendo por allí, no entendía nada pero tampoco preguntó. Despareció hasta el momento de la foto jugando con todo lo que se encontraba.

04_20170503_83_Un-recuerdo-el-mejor-regalo-de-mundo_02

Entre tanto a mi me tocó pasar por el set de chapa y pintura para que maquilladora y estilista pusieran a punto pelos y maquillaje, mientras esperábamos nuestro turno para pasar al plató donde Antonio estaba haciendo las fotos. Esta vez no me dio tiempo a ponerme nerviosa. Después de mi había otras tantas madres como Silvia Casas y su enano o “Mamá Cayetana” que a cargo de la acción: convocaba, organizaba y no descuidaba. No era cuestión de que aquello acabara a las doce de la noche. Así que ya en el set, senté a Mateo a mi lado y con cuatro chistes y dos cosquillas, conseguí que sonriera de manera natural.

En el set con total look de Replay, reloj de Le Rhöne y zapatos Hogan

04_20170503_83_Un-recuerdo-el-mejor-regalo-de-mundo_03

A mi no sé si se me dio tan bien pero como os decía, lo que importa es el recuerdo para toda la vida. Para él; para mi madre, que todavía no le he dicho nada y seguro que llora de la emoción por tener una copia en su casa; y por supuesto para mi.

|

Comentarios