mujerHoy

Miss Experiences

El blog de Inés Sáinz

05_20170524_88_De-boda-00

De boda, de rojo y con unos complementos de altura

Desde hace años tengo claro el truco de las invitadas para lucir perfectas en una boda. Un vestido sencillo y unos complementos de altura. En esta idea me basé para decidir el look para la boda de mi Silvia, amiga y compañera de aventuras en la agencia.

Un vestido básico y cómodo a más no poder. Con un diseño entre wrap y kimono en rojo, y lo mejor de todo ¡con bolsillos! No tenía nada más. Ni un fleco ni un estampado ni unas formas complicadas. Un vestido que le sienta bien a mujeres altas o menos altas y de cualquier talla. Un vestido que cumple a la perfección su razón de ser, la de quedar bien a todas las mujeres, tengamos la forma que tengamos. Además como no soy partidaria de usar un modelo en un evento una sola vez y desecharlo después en el armario, tengo intención de ponérmelo ahora en verano con sandalias planas, cuñas e incluso deportivas. Así que el primer paso estaba dado. Ya solo quedaba elegir los complementos.

05_20170524_88_De.boda01

Tenía claro que el tocado lo dejaba en manos de mi Carmi de Tocados By Carmina, que con sus artesanas manos combinó a la perfección un boquet de rafias y plumas en rojo y negro sobre una base de rafia en tono champagne. Por el color de mi cabello, obra de Aveda por cierto, es mejor utilizar bases claras o de colores intensos. Nunca negra o marrón, ya que pasaría desapercibida y para eso ¡es mejor no llevar tocado! Además me hizo un cinturón para marcar el talle y armonizar con el resto complementos, los zapatos y el bolso.

05_20170524_88_Deboda02

Vayamos con los zapatos. Hace años fiché una marca de zapatos española que estaba segura de que iba a ser un éxito y no me equivoqué. Seguro que la conocéis. Se trata de Miss García. La firma made in Spain que actualmente está arrasando entre las actrices de Hollywood. ¿Y por qué? Porque las que realmente sufren subidas a quince centímetros de tacón en rodajes y alfombras rojas suelen ser ellas. Como Eva Longoria que se ha declarado fan incondicional. José Ayuso, su director de marketing, me juraba y perjuraba que sus tacones eran cómodos. Y yo es algo que tengo claro desde hace años. Tacón y cómodo son un sustantivo y un adjetivo que es imposible que se complementen y vayan juntos en una misma frase. No existen los tacones cómodos o por lo menos hasta ahora, yo no conocía a ningún osado que hubiera utilizado semejante leitmotiv para una marca de zapatos.

05_20170524_88_Deboda03

Para osadas yo. Yo, que utilizo los tacones exclusivamente para posar en photocalls varios y a las dos horas ya descansan en el armario, decidí poner a prueba a Miss García en esta boda. Sabiendo que entre ceremonia, cocktail de bienvenida y comida, no podría quitármelos al menos en seis horas. Pues prueba superada. Son tacones cómodos. No sé si por la unión de tecnología y artesanía, que han conseguido fusionar en sus diseños o porque están hechos con tanto amor, que consiguen ser cómodos. El caso es que yo no los sentí hasta que llegó la hora del baile. Que antes protagonizar la inesada de la boda, calzándome un guantazo al intentar bailar la bicicleta subida en los andamios, me los cambié por unas cuñas.

05_20170524_88_Deboda04

De la boda que os voy a contar. Se casaban dos chicos que se conocieron en el metro hace casi diez años cuando iban a la facultad. Silvia, la novia ha sido mi compañera durante unos años en la agencia y se ha convertido en una gran amiga. Como experta en eventos que es, lo había cuidado todo al detalle. Estaba preciosa con un vestido de Ignacio Valdes y un tocado que me rechifló realizado por su amiga Alicia de Allial Millinery Las coronitas de las niñas que acompañaban a Silvia también fueron suyas. ¡Tomad nota novias del mundo! Alicia es la versión de mi Camina pero para diseñar los tocados de las novias. Entre las dos hacen el tándem perfecto para que novias e invitadas luzcan sus complementos. Apuntad también un último contacto, el de la fotógrafa Noela Roibás de Bang Bang You, que no solo tuvo santa paciencia cada vez que le pedía una foto para el blog con mi móvil, sino que mientras Silvia disfruta de su luna de miel y gracias a Noela, yo le he robado algunas fotos de su álbum de boda 😉

Seguro que también te interesa…

|

Comentarios