mujerHoy

Patry Fit Style

El blog de Patricia Montero

portada

Manual para embarazadas: Embarazo (Parte I)

En los últimos meses estoy recibiendo agradables noticias de amigos que se han quedado embarazados o que lo van a empezar a buscar. Y aunque no soy una experta, mas bien soy mamá primeriza y los consejos los debo recibir yo, del embarazo y posparto me preguntan mucho.

…Sobre que cosas me han ido bien y cuales no, que recomiendo y que no. Pues bien, eso me ha dado la idea de hacer una lista de las cosas que a mí me han funcionado, para que los que estéis ahora pasando por ese bonito momento lo disfrutéis al máximo y por si había algunas cosas que aún desconocíais, las conozcáis.

Dividiré este manual en 2 partes por post; embarazo y posparto.

Si estáis intentando quedaros embarazados, aunque en la mayoría de casos lo recomienda el ginecólogo, en otros que no acudís al médico previamente, seguramente lo desconoceréis: “Tomar suplementos de ácido fólico, 2 o 3 meses antes de empezar a intentarlo”. Según estudios, tomar ácido fólico antes y durante el embarazo, reduce al mínimo el riesgo de tener un bebé con espina bífida.

  1. DORMIR:

– Efectivamente es verdad eso de ¡duerme todo lo que puedas! 😀

Durante el embarazo el cuerpo necesita dormir, déjalo descansar y disfruta de esos momentos, porque no vuelven. No te sientas mal porque no haces nada y sientas que pierdes el tiempo (esto me pasaba a mi y ahora hubiera deseado dormir mucho más, ¡os lo aseguro!).

1-comida-sana

  1. ALIMENTACIÓN Y TOXOPLASMOSIS

– He aquí el gran problema de estar embarazada. De repente, ¡no puedes comer casi nada! 😀 En mi caso, me salió la toxoplasmosis negativa, así no podía comer carne cruda, el famoso jamón y embutidos y tenía que ir con más cuidado de la cuenta con las frutas y las verduras por si estaban ‘contaminadas’. Aunque no conviene volverse loca, si hay cosas a tener en cuenta como:

– Limpieza de fruta y verdura: Conviene limpiar con un poco de desinfectante toda la fruta y verdura antes de comerla. En casa es fácil, pero yo encontré mucha dificultad a la hora de salir a algún restaurante. Evitaba comerla fuera, a no ser que fuese un restaurante de confianza, donde sabía con certeza que habían tomado las precauciones necesarias de higiene.

– Pescado y pescado crudo: Aunque la mayoría de médicos lo prohíben, por curarse en salud, el único inconveniente que tiene el pescado crudo es el anisakis, que como sabréis muere tras congelarlo 24h-48h. Igual para las embarazadas, así que en mi caso, lo comí sin problemas, eso si, como en el caso de la fruta y verdura en sitios de confianza o en casa.

¡Cuidado con el exceso de pescado en la dieta! El pescado es ideal porque es bajo en grasa y alto en proteína y nutrientes, además de tener mucho omega3, pero no hay que abusar porque puede ser perjudicial para el bebé por su contenido en mercurio.

– Jamón y embutido congelado: Esta es una buena opción para las locas del ‘fuet’, por ejemplo. En mi caso, aunque mi ginecóloga me lo recomendó, pude aguantar los 9 meses sin comer jamón.. No sabéis como me puse de chorizo en el hospital, jaja 😀

  1. ANTOJOS

– ¡Maravillosos antojos y tan necesarios!  A mi me dio por la Fanta de naranja, nada saludable, ¡lo sé! 😀 pero me he comido el que probablemente fuera el verano más caluroso de los últimos tiempos en Madrid, y encima, embarazada y la fanta me sentaba tan bien… 😀

El chocolate nocturno era también mi debilidad, una onza por la noche no la perdonaba. Es importante darse estos antojos y disfrutarlos, obviamente con cabeza, ¡no te comas la tableta entera de chocolate! 😀

2-ejercicio

  1. EJERCICIO Y AUMENTO DE PESO

¡¡¡¡¡IMPRESCINDIBLE!!!!!

El aumento de peso es lo que más nos preocupa. Muchas amigas me preguntan por miedo a no recuperar después su forma física. Pues bien, casi 6 meses después de dar a luz os puedo decir que se recupera, ¡claro! Pero hay que tener algunas cosas presentes. Durante los 9 meses no podéis dejar de hacer ejercicio. Casi todo se puede adaptar al embarazo en los diferentes trimestres.

Yo hice desde boxeo adaptado para embarazadas a ‘fit ball’ días antes de dar a luz.

El Yoga, Caminar o la Natación son los favoritos durante el embarazo.

– ‘Cardio’: el ejercicio cardiovascular es muy necesario para la circulación y el aumento de peso. Caminar, nadar, ir en bici (en el principio del embarazo)….

– Tonificar y Estirar: Mantener nuestra musculatura activa es importante también, para no perder toda la masa muscular. El Yoga o cualquier deporte de tonificación adaptado al embarazo os sirve.

“En mi blog, tenéis posts de todo mi embarazo y los distintos deportes que practiqué”.

  1. MASAJE PERINEAL Y PREPARACION DEL SUELO PELVICO

Los grandes desconocidos y ahora os puedo decir, ¡súper necesarios! Informaros sobre esto con vuestro ‘fisio’, ya que una buena preparación del suelo pélvico antes de dar a luz, favorece el expulsivo. El masaje perineal es importante para prevenir desgarros y la episiotomía, dando elasticidad a los músculos del suelo pélvico. Lo ideal es acudir a vuestro ‘fisio’ de confianza, para que os diga como se hacen estos masajes y os enseñe a ejercitar el suelo pélvico.

A mí me lo hacía Álex, es importante contar con tu pareja para esto y concienciaros los dos de su importancia, porque tengo que reconocer que  es un poco rollo, pero os aseguro que ¡funciona!, eso si, hay que ser constantes. Os recomiendo usar ‘EPI-NO’, es un entrenador del suelo pélvico con la función de dar elasticidad y flexibilidad a la musculatura y prepararla para el parto. Lo ideal es empezarlo un par de meses antes de dar a luz y veréis como va cogiendo elasticidad la musculatura, ¡es una pasada!.

3-fisioterapia

  1. FISIOTERAPIA PRENATAL

También la gran desconocida y cuando se lo digo a mis amigas les doy la vida. Pues si, existen fisioterapeutas especialistas en embarazadas con camillas especificas para ello. Durante el último mes, empecé a resentirme de la espalda, Lis estaba muy encajada en mi pelvis y me molestaba bastante.

Las embarazadas sufrimos un montón de cambios hormonales y físicos, que producen sobrecargas musculares y dolores, especialmente en la zona lumbar, por el aumento de la lordosis (curvatura lumbar), debido al peso del bebé. A mi me fue genial asistir al fisio 1 o 2 veces por semana. Si estáis en Madrid os recomiendo a mis ‘fisios’ Carol y Pablo ‘Salubora’.

Y para evitar dolores…

Mis aliados durante todo el embarazo fueron el cojín de lactancia y el cinturón sujeta tripa. El cojín es maravilloso, aunque hay a gente que no le gusta, A mí me fue genial para dormir, cuando ya tenía barriguita. El cinturón es una pasada, sujeta la tripa y así evita algo de carga el las lumbares, muy cómodo para salir a caminar.

4-embarazo

  1. MIEDO AL PARTO

El miedo es algo que nos llega a todas en algún momento del embarazo, es importante prepararse bien y tener la información suficiente. Confiar en el ginecólogo y en el hospital que vayas a dar a luz. Ahora os diré que yo tenía mucho miedo y ese día lo recuerdo como “el día más bonito de mi vida”.

– Leer ayuda, pero sin volverse loca. A mi me gustó mucho el libro ‘Un Año Para toda la vida’ de Mariela Michelena.

– La preparación al parto, la considero muy necesaria y nos ayudó mucho tanto a Alex como a mi. Sobretodo los cursos de “Parto y Puerperio”, donde te enseñan como reconocer que estás de parto, a controlar el dolor…., y el de “Pujos y Respiraciones” donde te enseñan las distintas respiraciones para controlar el dolor de las contracciones y la técnica del pujo para el momento del expulsivo, que parece una tontería, pero tiene su historia os lo aseguro.

5-belly-paintin

(El Belly Painting es una experiencia súper bonita que os recomiendo un montón)

 

Seguro que me dejo un montón de cosas, pero estas os serán muy prácticas. Ah! Por supuesto no paréis de hidratar vuestra pancita, ¡súper importante! Y DISFRUTAAARRLO MUCHO, porque luego echaréis de menos la barriguita.

¡Feliz semana y feliz embarazo!

 

Nos vemos el jueves con nuevo post. La segunda parte de este tutorial: Posparto

 

Mil besos

Patry

 

|

Comentarios