mujerHoy

Patry Fit Style

El blog de Patricia Montero

Sirsasana, una postura que te traerá ¡de cabeza!

Beneficios de la postura sobre la cabeza ¡Libera estrés y cambia tu mundo!

Las vacaciones de verano están bastante alejadas y ya empieza a causar su efecto de nuevo el estrés, el trabajo y las preocupaciones.

Como ya os he comentado en anteriores post, la práctica de YOGA te puede ayudar mucho a llevar un estilo de vida más tranquilo; saber afrontar los problemas mejor y, en definitiva, mejorar tu calidad de vida tanto física como mentalmente. Cada postura trabaja algo concreto, haciendo que el Yoga sea uno de los deportes más completos que hay.

Esta postura es excelente para liberar el estrés

Hoy, os voy a hablar de una de mis favoritas: POSTURA SOBRE LA CABEZA O ‘SIRSASANA’.

Dentro de la práctica de Yoga, la postura sobre la cabeza es una de las 12 posturas básicas y la llaman ‘reina de las posturas’, por lo completa que es y la cantidad de beneficios que aporta.

En ‘SIRSASANA’ se invierte nuestro interior y la cabeza sostiene el peso de todo el cuerpo. Las piernas y caderas que antes de encargaban de sostenernos pasar a estar libres. La cabeza y el cerebro son ahora las que reciben toda la sangre, revitalizando y estimulando las funciones mentales, cerebrales y del sistema nervioso. ¡Es una gozada salir de la postura y sentirse fresco y renovado!

Sirsasana tiene múltiples beneficios

BENEFICIOS (entre otros muchos…):

1 – Calma el sistema nervioso

2 – Mejora la memoria y el rendimiento

3 – Equilibra el sistema hormonal y digestivo

4 – Fortalece pulmones y brazos

5 – Estimula el corazón y la circulación

6 – Tonifica la zona cervical y espalda

Parece más difícil de lo que es, porque no estamos acostumbrados a estar boca abajo y eso nos causa inseguridad. Mucha gente piensa que únicamente se necesita fuerza los brazos para conseguirla, pero la realidad va más allá.

Lo más común es el miedo a estar boca a bajo y en una postura en la que no dominas tu cuerpo, miedo a ver el mundo desde otra perspectiva, a cambiar tu punto de anclaje, donde estás acostumbrado a estar apoyado. Y, si me pongo más Zen, (pero le sucede a muchas personas), miedo a cambiar y darle la vuelta a tu mundo, sin darnos cuenta de que vivimos en un cambio constante, y nos podemos hacer nada por evitarlo.

No os preocupéis, que pronto os enseñaré a hacerla

En otro POST, más adelante, os contaré cómo hacer esta postura, sin hacernos daño. Que tengáis un súper fin de semana y ánimo con el cambio de temperaturas porque, ahora sí que sí, parece que el verano se despide hasta el año que viene.

Nos vemos el jueves con nuevo POST.

Mil besos,

Patry

 

“No siempre podrás controlar lo que te rodea, pero siempre podrás controlar tu interior”

“Namasté”

 

Fotos por Borja de La Lama

 

Y si te apetece, echa un vistazo a mis anteriores post 😉

– Un ‘finde’ por Jaén

– Mis primeras sensaciones con el ‘Wake Board’

– La Última Superviviente, ¡enterrada viva!

|

Comentarios